Abunda el talento joven en Deportivo Tlajomulco

El entrenador se dedica a preparar a los niños para que puedan tener grandes aspiraciones en el mundo del futbol
Abunda el talento joven en Deportivo Tlajomulco
Luis Ramírez, entrenador del Tlajomulco lleva varios años trabajando con los jóvenes.
Foto: ILIANA SALGUERO / Especial para La Opinión

La División Menores de 14 años del Deportivo Tlajomulco destaca por el talento de sus jóvenes jugadores, que se reúnen a entrenar en el Goal Soccer Center de la ciudad de South Gate.

La práctica inicia con ejercicios de calentamiento, luego los chicos hacen una serie de toques de balón, para luego de dar paso a una importante e intensa serie de partidos interescuadras, donde el equipo que anota el gol o tiene más llegadas a la portería contraria, gana y da paso al otro rival.

De esa manera los jugadores del “Tlajo” afinan detalles y se preparan para los partidos del fin de semana.

Durante todo el entrenamiento, Luis Ramírez, entrenador del equipo, se dedica a dar indicaciones a los jugadores, señalándoles cómo pueden perfeccionar las jugadas o marcando los errores que están cometiendo.

“Tengo un gran grupo de niños. Trabajo con la mayoría de ellos hace cuatro años y son excelentes. Tienen un gran futuro, nosotros ahora estamos buscando oportunidades para ellos, queremos que vengan clubes y se los lleven”, comentó Ramírez, sin poder ocultar el orgullo que siente de contar con un selecto grupo de posibles profesionales del balompié.

Mientras el técnico da indicaciones, los muchachos escuchan atentos y tratan de poner en práctica lo aprendido en forma inmediata. “Los niños parecen esponjas, escuchan, se les nota que de verdad quieren mejorar y aprender”, estableció Ramírez.

Dentro del equipo destacan tres jugadores, que según la experiencia de Ramírez marcan la diferencia por su actitud en la cancha y su sentido de liderazgo.

Benjamín Berroste es delantero en el Tlajomulco, tiene 14 años y afirma que su futuro está en el futbol. “Juego desde que tengo 6 años y me gusta mucho”, afirma. En sus planes destaca que su sueño es “ser profesional y jugar con el Barcelona”.

En la media cancha, Luis Sebastián Ramírez deja todo su esfuerzo, consciente que la única manera de cumplir sus metas es con mucho trabajo y mucha disciplina. A sus 13 años, Luis disfruta de practicar futbol con sus amigos, no sólo porque se divierte, sino porque desea jugar en college y también se visualiza jugando a nivel profesional. Este pequeño conoce la clave del éxito, “entreno para ser mejor”, acotó.

El Tlajomulco cuenta con chicos que aman y sudan la camiseta con un fin, que a pesar de su corta edad ya pueden reconocer. Estos adolescentes quieren realizarse como jugadores del deporte más popular del mundo.

Armando Macedo es un claro ejemplo de ello, “me gusta generar jugadas para que mi equipo pueda anotar y me gusta defender para que el otro equipo no nos anote”, dijo el zaguero de 13 años, cuyos objetivos también van más allá del Atlántico.

“Quiero jugar en el Real Madrid, me gustaría tener mi nombre en una de sus camisetas, es mi sueño”, comentó Macedo e inmediatamente se dibujó una amplia sonrisa en su rostro.

Sin duda, el Deportivo Tlajomulco, es el lugar ideal para gestar sueños y aprender a trabajar y a luchar para un día llegar a alcanzarlos.

Luis Ramírez tiene 32 años, juega futbol desde los cuatro, y tras un año fuera de las canchas por una operación, espera muy pronto poder volver a la cancha a lo que es la gran pasión de su vida.

Debutó en el Atlético Azusa de la Liga California a los 16 años y a los 24 se estrenó como director técnico, su paciencia, talento y experiencia lo han llevado a crear un ambiente ideal para trabajar con los pequeños valores.

Hoy en día, la principal meta de Ramírez es conseguir con el Deportivo Tlajomulco el título de la liga.

“El objetivo es quedar campeones”, estableció.