Edgar Tamayo Arias regresa a México

El mexicano ajusticiado será sepultado en su natal Miacatlán
Edgar Tamayo Arias regresa a México
Familiares y amigos del mexicano Édgar Tamayo, ejecutado en Texas, cuando reclamaban por los derechos del reo.
Foto: EFE

MÉXICO, D. F. .— Edgar Tamayo Arias será sepultado hoy sábado en su natal Miacatlán, Morelos, la tierra que dejó atrás como un emigrante más en 1986 sin pensar que nunca más volvería con vida, sino como un cuerpo ajusticiado por el asesinato de un policía en Texas.

“Aquí lo espera toda la gente porque mi hijo era muy querido”, dijo Isabel Arias poco antes del arribo del cuerpo a la casa paterna donde es velado.

Alrededor de las 8:00 de la noche,el avión con el cuerpo aterrizó en la Ciudad de México procedente de la ciudad de Houston y acompañado por su hermana Alma, quien se trasladó a Miacatlán también con la funeraria.

La hora de la sepultura se definirá en el transcurso del día, aunque la logística se sabe de antemano.

La dictó el mismo Tamayo desde el corredor de la muerte en una última entrevista radiofónica: una procesión entre trompetas y tamboras que lo lleve al camposanto del caluroso poblado rodeado de cañaverales.

La familia espera un acompañamiento multitudinario por las simpatías que despertó Edgar entre sus paisanos quienes lo consideran una “víctima” del sistema penal texano que no informó a México del juicio.

El miacatlense fue parte de una lista de 50 mexicanos por los que el Gobierno de este país abogó ante la Corte Internacional de Justicia por irregularidades en el debido proceso jurídico que culminó en penas capitales.

Edgar Tamayo fue ejecutado finalmente el 22 de enero pasado ante la negativa de Texas de revisar el caso.

Por contingencias ambientales, las autoridades de salud en EEUU retrasaron nueve días la entrega del acta de defunción obligatoria para la repatriación del cadáver y los padres se sentían impacientes por cerrar una primera etapa de duelo.

“Ha sido mucho dolor”, dijo la madre. “Queremos que descanse en paz junto a su gente, su país donde debe estar”.

La Unión de Campesinos y Migrantes Mexicanos —que apoya legalmente a la familia en México— convocó el jueves a una manifestación de protesta frente a las sede de la cancillería por la “la falta de tacto” y demora por parte de las autoridades para repatriar el cadáver.

Sin embargo, ante el anuncio de la Cancillería mexicana del arribo del cuerpo el acto se canceló. “El problema es ¿por qué tienen que esperar hasta el último minuto legal para hacer el trámite”, cuestionó Taurino Castrejón.