Concejal de Los Ángeles cambia el auto por el tren

Edil angelino quiere dar ejemplo viajando a su trabajo en el metro

Concejal de Los Ángeles cambia el auto por el tren
Felipe Fuentes sale de un tren de la Línea Roja que aborda diariamente en North Hollywood.
Foto: La Opinión - Ciro César

Para sacarle la vuelta a las congestionadas autopistas que llevan del Valle de San Fernando al Centro, el concejal Felipe Fuentes se transporta en metro al Ayuntamiento casi a diario.

No solo es el único de los concejales de Los Ángeles que viaja en transporte público sino el único que no maneja un auto de la ciudad.

El resto de los 14 miembros del Concejo llegan en vehículo oficial al edificio de la municipalidad.

“Desde que era asambleísta siempre me he enfocado en los temas del medio ambiente. Y tomar el metro es una forma de protegerlo”, cuenta el concejal durante una charla que tuvo con La Opinión mientras viajaba en el subterráneo.

Reconoce que a Los Ángeles le faltan muchas más opciones de transporte público para que la gente pueda dejar el auto en su casa, y ahorrar tiempo en las atiborradas carreteras. Los Ángeles padece uno de los peores tráficos del país.

“Estoy trabajando para que la línea naranja del tren elevado se extienda de Norte a Sur y la gente del Valle de San Fernando pueda tener alternativas”, confía Fuentes quien apenas en julio pasado se convirtió en concejal por el Noreste del Valle.

Alrededor de las 7:45 de la mañana, Fuentes toma el metro en la estación de North Hollywood acompañado de su esposa Lena, quien también trabaja en el centro. Antes de las nueve, ya está en el Ayuntamiento.

“Cuando mi esposa, me propuso que nos fuéramos juntos en metro al trabajo, le dije no… cómo. Pero me convenció de las ventajas”, señala.

Lena Fuentes cuenta que cuando su esposo era asambleísta en Sacramento, y ella manejaba a su trabajo, en ocasiones él llegaba más rápido en el avión a la capital estatal que ella a las calles Flower y la 8va en el centro. “A veces, el viaje en auto puede tomar hasta una hora y media”, comenta.

Fuentes dice que a nivel personal son muchas las ventajas que le ofrece el transporte público.

“Mi esposa y yo tenemos más tiempo para platicar”, dice.

Eso sin contar con que le da tiempo para leer. Una oportunidad que no tendría, si estuviera metido en el pesado tráfico que hay todas las mañanas entre el Valle de San Fernando y el centro. “Si no viajara en el metro, difícilmente tendría espacio en mi jornada diaria para leer”, dice mostrándonos el último libro que está leyendo ‘Ciudad Feliz’ (Happy City) de Charles Montgomery, acerca de la planeación en las ciudades.

“A veces me pongo a estudiar cosas del trabajo”, comenta.

El concejal y su esposa Lena viven en Sylmar con su hija Iliana Flor de 8 años. Después de dejarla en la escuela, manejan alrededor de 20 minutos rumbo a la estación del metro North Hollywood, donde dejan estacionado el auto.

“Lo mejor es que uno llega sin estrés al trabajo”, comenta.