Los beneficios de la natación para adultos mayores

Las personas mayores deben hacer ejercicio físico para mantenerse en forma y recuperar la agilidad
Los beneficios de la natación para adultos mayores
La natación es el deporte más completo que puede practicar.
Foto: Fuente imagen: Club Natación Almacellas por Maria Asunción Urbón , disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/tierraplana / 1295066051/

Las personas mayores deben hacer ejercicio físico para mantenerse en forma y recuperar la agilidad. Uno de los ejercicios físicos más recomendados para los mayores de 50 años es la natación.

Ya que es un deporte que tiene grandes beneficios con muy pocos riesgos. Además, se puede practicar en cualquier época del año, en piscina al aire libre o climatizada.

Se tonifica la musculatura sin dañar las articulaciones, aumenta la flexibilidad, se alivian dolores e inflamaciones, mejora la salud de los huesos. Es aconsejable en caso de lesiones de espalda y cervicales, ligamentos, articulaciones y tendones. Los deportistas practican natación para recuperarse de sus lesiones.

Ayuda a aprender a respirar con un ritmo regular, mejora los síntomas del asma. Como todos los deportes aeróbicos, fortalece el corazón, regula la presión arterial, y por lo tanto, reduce el riesgo cardiaco.

También le ayudará si está siguiendo una dieta de adelgazamiento, perderá grasa mientras aumenta su masa muscular. Además, la natación es un poderoso desestresante que le hará sentir más joven y retrasará la demencia senil.

Si le aburre ir a nadar solo puede apuntarse a un grupo de natación que hará la práctica de este deporte más divertida y conocerá a nuevos amigos. Debe nadar un mínimo de dos veces a la semana, media hora cada vez. Es mejor comenzar de menos a más. No sirve de nada que un día se pase la tarde nadando y termine agotado si eso va a hacer que tarde varios días en volver a la piscina.

Si no sabe nadar no tenga apuro en utilizar ayudas para flotar: manguitos, rulos, flotadores o pelotas. Comience moviendo un pie arriba y otro abajo.

Después haga lo mismo con los brazos, adelante uno con un movimiento giratorio y después el otro. No se preocupe en avanzar, antes debe practicar bien los movimientos.

No se olvide de las gafas de agua para que no le molesten los salpicones en los ojos. Abríguese bien al salir del agua con un albornoz y utilice zapatillas para acceder a las duchas y evitará caídas.

Muchos de los pequeños problemas de salud que se empiezan a sentir a partir de los 50 años son debidos a un estilo de vida sedentario. Se pueden mitigar o, incluso, pueden desaparecer por completo con la práctica regular de la natación.

¡Anímese a probar! Es un deporte que puede practicar en solitario o en compañía de amigos o de sus nietos. Puede disfrutarlo en una piscina cercana a su domicilio o durante un fin de semana en unos baños termales.