Mano dura a dispensarios

Cierran y presentan cargos a los que no llenan requisitos de la proposición D

Mano dura a dispensarios
Un negocio sobre el bulevar Van Nuys es uno de los que enfrenta cargos criminales por operar sin los requisitos necesarios.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

Desde que la Proposición D, aprobada por los votantes para limitar el número de dispensarios de marihuana medicinal entró en vigor en junio, la oficina del procurador de la Ciudad, ha cerrado 42 y entablado cargos criminales contra 70.

“Mi oficina trabaja muy de cerca con el Departamento de Los Ángeles para agresivamente hacer cumplir la Proposición D, y sostener la voluntad de los votantes”, dijo el procurador Mike Feuer.

El jurista agregó que no se opone a los dispensarios de marihuana medicinal pero sí contra aquellos que no cumplen con los requisitos marcados bajo la medida.

Los cargos criminales no sólo han sido contra los propietarios de los negocios sino contra quienes les rentan el local. Según se dijo en la oficina del procurador, éstos están obligados a vigilar que los propietarios de los dispensarios cumplan con la ley, y en un momento dado llegar hasta desalojarlos.

Los cierres y la formulación de cargos han respondido a quejas de los vecinos ya sea porque están próximos a iglesias, escuelas, bibliotecas, parques o muy cerca uno del otro.

La proposición D establece que deben estar a más de 1,000 metros de tales centros.

Don Duncan, director estatal de American for Safe Access (ASA), una organización que aboga por la marihuana medicinal dijo que ellos apoyan las acciones contra quienes no cumplen con las regulaciones en sus dispensarios.

“Nosotros estamos a favor de los pacientes, y los negocios que venden marihuana medicinal tienen que seguir la ley. Pero ojalá no se tenga que llegar a procesarlos, o que se tenga que ir a un juicio porque eso sería una pérdida de dinero para todos. Lo ideal sería que estos negocios pudieran hacer los cambios que se necesitan para cumplir con la medida D”, observó Duncan.

Muchos de los dispensarios que enfrentan cargos criminales se encuentran en el Valle de San Fernando.

Steve Martinez, líder comunitario del Valle de San Fernando aplaudió las acciones de la procuraduría contra aquellos dispensarios que no cumplen con la ley.

“Es lamentable que la mayoría de ellos estén en forma numerosa en barrios latinos, y que sean usados por personas que no tienen problemas de salud graves como un cáncer”, dijo.

Añadió que tiene que haber más control para que no haya tantos en las áreas latinas, y tan cerca uno de otro.

La proposición D limita los dispensarios médicos a 135, el número que existía en 2007. Aunque en 2012, había 972 dispensarios en la ciudad según un estudio de UCLA, la procuraduría considera a 135 bajo la categoría ‘inmunidad limitada’ que quiere decir que cumplen con todos los requisitos.