Caen falsificador y compradora de documentos en Tijuana

Tres personas fueron arrestadas por autoridades de Baja California en este caso de falsificación de documentos
Caen falsificador y compradora de documentos en Tijuana
La investigación continúa abierta por lo que no se descartan más detenciones.
Foto: Archivo / Shutterstock

TIJUANA, MÉXICO – Elementos de la Unidad de Enlace Internacional de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal detuvieron a un presunto falsificador de documentos para tramitar visas estadunidenses, así como a dos de sus posibles cómplices.

La dependencia dio a conocer que los sospechosos arrestados son Arturo Ortega Morales, Noemí Flores Rodríguez y Benito “N”; los hombres residentes de Ensenada, Baja California, y la mujer de Salamanca, Guanajuato.

Mencionó que aunque en un principio la mujer se ostentó como víctima, ante el juez municipal reconoció que sabía que los documentos que Ortega Morales le vendió eran apócrifos.

Señaló que Flores Rodríguez pidió ayuda a oficiales de la Unidad de Enlace Internacional comisionada en el Consulado General de Estados Unidos en Tijuana y refirió que su solicitud para visa fue rechazada porque la documentación que presentó era falsa.

Según manifestó ella, los documentos se los vendió Arturo Ortega Morales en $5,000, de los cuales le anticipó 13 mil 500 pesos, e indicó que esta persona la esperaba cerca de ahí para finiquitar el acuerdo.

Indicó que una vez cerrada esta operación, ella se regresaría a Salamanca, por lo que enseguida guió a los oficiales hasta una gasolinera en la que Ortega Morales aguardaba en una vagoneta que manejaba Benito “N”.

Los agentes los detuvieron y le aseguraron 57 mil 150 pesos, $4,700, dos computadoras portátiles, seis teléfonos celulares y un radio, así como documentos y sellos hechizos para acreditar la residencia de Flores Rodríguez y de algunos familiares en Tijuana.

Al ser presentada ante el juez, la mujer expuso que sabía que los documentos que le dieron eran apócrifos, y Arturo Ortega Morales declaró que computadoras, papelería y sellos los usaba para falsificar documentos, por lo que fueron entregados al Ministerio Público.