Panqueques bajos en calorías

Cambiamos un poco la receta original para poder disfrutarlos sin remordimientos.
Panqueques bajos en calorías
Panqueques bajos en calorías.

Los panqueques es una de las recetas más conocidas en el mundo. Las personas los preparan para comer un buen desayuno dulce pero también se pueden comer como postre. Si te atreves, puedes hacerlos salados y rellenarlos con pollo o champiñones. Lo mejor de todo es que se pueden hacer con pocos ingredientes, que siempre tendrás en el refrigerador.

Con algunos cambios simples en la receta original, se pueden crear los más deliciosos waffles y también crepes muy delgados para rellenar con ingredientes dulces o salados.

El problema con los panqueques es que tienen muchas calorías, especialmente cuando les colocas miel, chocolate y demás acompañantes. Sin embargo, no te tienes que privar de ellos cuando estés haciendo dieta; al contrario, modificando algunas cosas en los ingredientes, podrás comerlos cada vez que quieras sin remordimientos.

Ingredientes:

4 claras de huevo.

1/2 vaso de leche descremada o desnatada.

4 cucharadas de harina de trigo integral.

2 cucharadas de aceite vegetal para evitar que se pegue la masa.

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes, menos el aceite vegetal, y crea una masa suave que no tenga grumos. Luego, mete en el refrigerador por media hora para que tome consistencia. Para cocinar, usa un sartén que esté bien caliente y coloca un poco del aceite para cocinar cada panqueque sin que se pegue.

Un buen truco es usar un sartén de teflón muy caliente, y así evitar el uso de aceite, lo que bajará ligeramente la cantidad de calorías. Finalmente, cada panqueque tendrá alrededor de 30 calorías.

No vale la pena comerse los panqueques solos; lo ideal es acompañarlos con algo delicioso que no aumente demasiado las calorías. Aquí tienes algunas ideas de qué usar para acompañarlos basadas en la receta de A Perder Peso.

Cualquier baya (fresas, frambuesas, moras) que te guste quedará muy bien. Si te parecen muy ácidas ponles un poco de edulcorante natural encima. También puedes probar con bananas o kiwi.

Puedes hacer una mermelada de frutas casera, cocinando éstas en una olla con un poco de agua y endulzante, y luego pasarlas por un colador. Si te gusta el chocolate prepara un jarabe calentando en una olla un poco de agua, edulcorante y cocoa amargo en polvo.

Fuente de la imagen: Flickr