DHS espera una reforma migratoria

Preparar la implementación es prioridad dice el secretario de Seguridad Nacional
DHS espera una reforma migratoria
Jeh Johnson, secretario de DHS, dio su primer discurso.
Foto: EFE

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ya comenzó con los preparativos para implementar una posible reforma migratoria, “anticipando” lo que será necesario hacer en caso que el Congreso la apruebe, dijo ayer su recién instalado secretario, Jeh Johnson.

Johnson, ex director legal del Departamento de Defensa, dijo que se siente “optimista” respecto a la posibilidad. “No tengo una bola de cristal para saber cuándo ocurrirá, pero creo que lo hará”.

El secretario presentó sus prioridades en la dirección de DHS, departamento que se ocupa de la seguridad nacional del país y además incluye a las agencias encargadas de cuidar las fronteras y procesar inmigrantes para su integración al país.

Johnson dijo que el país estaría mucho más seguro si se le permite a los indocumentados “salir de las sombras, cumplir con los procesos debidos y pasar los chequeos de antecedentes necesarios”.

“Necesitamos lidiar con ese problema”, dijo Johnson durante una discusión con la ex congresista Jan Harman, tras un discurso formal en el Centro Internacional Woodrow Wilson en Washington que ella dirige actualmente.

Johnson, que asumió el cargo al frente del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a finales del año pasado en sustitución de Janet Napolitano, aplaudió no obstante los avances obtenidos en el Congreso sobre la reforma migratoria pese a la lentitud del proceso para lograr la aprobación de un texto consensuado.

“Estamos satisfechos por el apoyo que el Congreso ha proporcionado a nuestros esfuerzos de seguridad fronteriza y portuaria, y necesitamos seguridad adicional en la frontera y recursos portuarios que la legislación de la reforma de inmigración proporcionaría”, apuntó.

En un discurso en el que trató de abordar casi todos los asuntos de seguridad fundamentales para el país, el recién nombrado secretario de Seguridad Nacional explicó que en las últimas semanas ha recorrido gran parte de la frontera sur con México, tanto por Texas como en Arizona, para observar los avances y las necesidades sobre el terreno.

“En barco vi la frontera sur de Texas en el Río Grande y los lugares poco profundos de ese río por el que alguien podría caminar sus 200 metros de ancho sin siquiera mojarse las rodillas”.

El secretario de Seguridad Nacional explicó que actualmente la seguridad fronteriza es más fuerte que nunca, y que cuenta con novedosos sistemas tecnológicos y de infraestructura, pero advirtió de que aún así “hay que permanecer vigilantes”.