¿Recuperar Michoacán?

Estas promesas en Morelia creo son más para lucimiento personal del presidente, porque es difícil entender los enormes ofrecimientos cuando hay otros estados con carencias iguales o superiores
¿Recuperar Michoacán?
Autodefensas de la población de Tepalcatepec, en el estado mexicano de Michoacán, realizan trámites para su regularización ante militares de ese estado.
Foto: EFE

Burbujas

El domingo pasado presenciamos un podrido superbowl con sus muchos comerciales millonarios y la debacle de Peyton Manning que nunca encontró como penetrar la defensa de Seattle, y un medio tiempo de música moderna bien tocada pero mal trasmitida. Quedé saturado del gigantesco negocio de mercadotecnia y disgustado por la pobre actuación de Denver. Y como había poco que comentar retorné al problema de Michoacán, en el que el régimen de Peña Nieto se esta jugando su prestigio político.

A un costo altísimo está en Michoacán el Ejército ocupando importantes municipios, la Marina controla y administra el importante puerto de Lázaro Cárdenas, la policía federal tiene grandes contingentes, y todo esto bajo la supuesta supervisión de Alfredo Castillo, procónsul federal, en tanto los auto defensores del doctor Mireles siguen fuertemente armados, los drogos aún controlan gran parte de “tierra caliente”, y mucha gente sigue muriendo.

El lunes pasado, el presidente Peña Nieto acompañado por todo su gabinete fue a Morelia, capital de Michoacán, y llevo un costal lleno de promesas, que dividió en seis grupos, y cuyo monto asciende a cerca de 50,000 millones de pesos. Y le ordena a Miguel Angel Osorio Chong, secretario de Gobernación, que visite Michoacán dos veces al mes para supervisar las acciones de la federación en las que están involucradas casi todas las dependencias.

No me imagino como pueda ese Secretario, jefe político del gabinete, ir a supervisar al procónsul, ejercito, marina, la construcción de escuelas, las 350 mil becas prometidas, el desarrollo geotérmico, y las muchas otras promesas. Tampoco tengo idea de donde van a salir los recursos ni como funcionara el “Comité Ciudadano” para vigilar la aplicación de ellos a través de la Secretaria de Hacienda.

Además, el presidente Peña Nieto mencionó que se va a recuperar el estado de derecho en 27 municipios de “tierra caliente”, lo que supongo indica que aun están en manos de “los templarios”.

Estas promesas en Morelia creo son más para lucimiento personal del Presidente, porque es difícil entender los enormes ofrecimientos cuando hay otros estados con carencias iguales o superiores.

¿Se necesita un levantamiento de drogos y violencia para que el Gobierno federal intervenga con este tipo de apoyos?

La visita a Michoacán coincidió con la queja del gobernador de Guerrero de que los 30,000 millones ofrecidos para rehabilitar el estado tras la catástrofe de los huracanes, no han llegado. La disgustada contestación a esa queja fue que si se ha hecho mucho en la reparación de las carreteras e infraestructuras. ¿A espaldas y sin conocimiento del gobernador?

En cuanto al conflicto armado en Michoacan, Juan Manzo, me escribió con relación al articulo de hace dos semanas:

“¿Ha leído ‘Mireles file’ en Wikipedia? Alli dice que Mireles es un convicto por narcotráfico, e hizo tiempo [sic]. Como que eso explica lo de los AK 47s en Michoacán, no?” Don Juan, no lo había leído y no sé que tan confiable sea el origen de las informaciones que recibe Wikipedia a las que hace referencia. El que el Dr. Mireles haya estado en la cárcel por ligas con el narcotráfico es posible pero difícil de creer. Lo que prominentes michoacanos me han dicho es que el Dr. Mireles era un hombre de paz.

Sam Soto, otro lector, dice: “En su articulo, se le olvidó mencionar la corrupción de los gobiernos federal y estatal que también son de los problemas de esta crisis”. Sam Soto toco un punto crucial. Esa corrupción es terrible, pero aquí, donde el dinero es rey, tenemos la nuestra. Allá las enormes fortunas de muchos políticos mexicanos no tienen un origen muy limpio que digamos, pero no están solos, hay corrupción a todos los niveles.

En altas esferas políticas, donde se firman los contratos o se dan las concesiones, la corrupción es la misma pero el lenguaje y las condiciones son otras.

A una firma responde un depósito que solo Dios sabe donde, por cantidades que eliminan las preocupaciones del futuro, y para qué les cuento si eso se repite muchas, muchas veces.

Ah, me faltan los rateros que son deshonestos de una clase más burda. De estos hay de quienes se sabe, y otros que no nos enteramos. Hay presidentes municipales que se han llevado más de 1,000 millones de pesos y gobernadores que robaron aun más.

Don Sam: ¿quiere nombres? No soy yo el que se los va a dar. Vaya a la Ciudad de México y pregunte al primero que se encuentre y le dará muchos, pregunte más y tendrá nombres repetidos y otros nuevos, y así hasta completar lo que pudiera equivaler a un directorio telefónico.

Pero no nos hagamos tontos, aquí tenemos algo de lo mismo aunque en forma mas refinada.

Entre otras posibilidades están los recursos para las campañas políticas, en que millones quedan por ahí, mal gastados o mal retenidos.

¿Y el cabildeo, deshonestidad legal, donde lo dejamos?

En ese ambiente corrupto se pretende poder cumplir con las promesas que el presidente Peña Nieto repartió y casi puedo asegurarles que gran parte de los recursos asignados para su cumplimiento se van a quedar en el camino, como ya hemos sido testigos de que así sucedió en casos anteriores.

Ojalá y me equivoque y Michoacán reciba toda la ayuda ofrecida que tanta falta le hace.