Breves

Sigue a La Opinión en Facebook

Al menos 62 miembros de las fuerzas del régimen sirio han muerto en los últimos tres días en atentados suicidas perpetrados por yihadistas en la provincia de Hama (centro) y en Damasco, informó ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El atentado más mortífero se registró en la parte sur de la capital hace unos dos días, donde al menos 32 militares leales al presidente sirio, Bachar al Assad, perecieron en un doble atentado contra un complejo gubernamental.

La ONG Human Right Watch (HRW) denunció ayer el intenso y cruel tráfico humano de nacionales de Eritrea a través de sus vecinos Sudán y Egipto por parte de mafias, ante la indiferencia de las autoridades de estos últimos países.

En un informe de 79 páginas difundido ayer en Berlín, esta ONG dedicada a la promoción de los derechos humanos expone que los traficantes, egipcios y sudaneses, han “secuestrado, torturado y asesinado refugiados, en su mayoría de Eritrea, en el este de Sudán y la egipcia península del Sinaí” con la connivencia policial.

El comisario europeo de Política de Vecindad y Ampliación, Stefan Füle, viajó ayer a Kiev, donde permanecerá hasta el jueves, para seguir promoviendo el diálogo entre las autoridades y la oposición ucraniana, indicaron a Efe fuentes comunitarias.

“Va a seguir ayudando a encontrar una salida a la crisis”, destacaron las fuentes que confirmaron que el comisario volverá a tener reuniones tanto con representantes del Gobierno como de la oposición y la sociedad civil.

Al menos 15 soldados fueron asesinados ayer por hombres armados, probablemente miembros de la red terrorista Al Qaeda, en un puesto militar situado en la localidad de Ain al Yahsh, en la provincia septentrional de Nínive.