El Mercedes-Benz Clase S Coupé es una realidad

El flamante ejemplar de la casa de la estrella no sólo se destaca por su apariencia, su motor de 455 CV y su confort de lujo, sino que tembién lo hace por sus sistema de inclinación en curvas.
El Mercedes-Benz Clase S Coupé es una realidad
Foto: conduciendo.com

Tras haber develado la variante de cuatro puertas convencional, los deportivos S63 AMG y S65 AMG, el potente S600 y de haber dado indicios en el pasado Salón de Detroit con el modelo de pruebas de la opción de dos puertas; finalmente Mercedes-Benz presenta en sociedad al nuevo Clase S Coupé, la última joya de la firma.

El arribo de esta configuración ingresa para competir en uno de los segmentos más altos y exclusivos del mercado. Vale destacar que este Clase S Coupé estrena denominación, puesto que su antecesor se llamaba CL.

Si bien esta nueva opción mantiene la línea estética elegante ya vista en el resto de la familia Clase S, lo cierto es que en este caso se destacan la longitud que supera los cinco metros (la berlina ostenta 5,25 metros de largo), la mezcla de detalles clásicos con otros modernos, esculpidas y angulosas formas laterales, grandes pasos de rueda, una cintura alta, las puertas sin marco, la ausencia del pilar B y las llantas que pueden ir entre 18 y 20 pulgadas. Como complemento de los faros LED, es posible añadir ópticas con “no menos de” 47 cristales de Swarovski.

Como es de esperar, el lujo exterior se traslada al habitáculo, donde hay lugar para que cuatro pasajeros viajen sin problema alguno y de manera cómoda gracias a una distancia entre ejes de 2.945 mm y a las cuatro butacas individuales de estilo deportivo. El uso de materiales de gran calidad, la combinación de colores del tapizado y las costuras, el volante “Super Sport” de zona baja achatada, un tablero muy vertical y las dos pantallas TFT que reflejan la información de la conducción y del entretenimiento y navegación conforman una zona interior de nivel exclusivo.

Más allá de la iluminación artificial, existe un techo panorámico de cristal de 1,32 metros cuadrados permite alterar su transparencia para adecuar la cabina a las necesidades del conductor. El sistema Head-up Display y la posibilidad de controlar mediante el tacto los diferentes sistemas multimedia son sólo dos de los elementos opcionales de tecnología, confort y seguridad que los clientes pueden elegir a la hora de elegir al Clase S Coupé.

Aunque en la galería fotográfica también se hace referencia a las variantes S 400 4MATIC y AMG, en el artículo de prensa publicado por Mercedes-Benz sólo se brindan los datos mecánicos del S 500 Coupe 4MATIC, el cual ostenta un propulsor V8 biturbo de 4663 cc que produce una potencia nominal de 455 caballos de fuerza y un torque de 700 Nm.

Como en el resto de su gama, muchos son los sistemas de seguridad que ofrece este coupé alemán, pero sin lugar a dudas el más novedoso y el que más se destaca es el de inclinación. A través de una cámara se detectan las curvas con 15 metros de antelación y un sensor que “lee” las aceleraciones laterales ordena una alteración de la firmeza de cada amortiguador de manera individual, provocando una inclinación máxima de 2,5 grados, entre 30 y 180 km/h. “El vehículo se inclina en las curvas como un motociclista”, explican desde Mercedes-Benz.

El Clase S Coupé será presentado ante el público masivo en la próxima edición del Salón de Ginebra (del 6 hasta 16 marzo de 2014 ). Por su parte, el inicio de las ventas y de la distribución a los concesionarios está previsto para el segundo semestre de este año.