El peligro de abusar de los antibióticos

El abuso y el mal uso de los antibióticos está creando resistencia a estos medicamentos a nivel mundial.
Sigue a La Opinión en Facebook
El peligro de abusar de los antibióticos
Las autoridades alertan sobre el abuso excesivo de antibióticos.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de Medicamento por Josué Goge, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/jgoge123 / 7089407663/

El abuso y el mal uso de los antibióticos está creando resistencia a estos medicamentos a nivel mundial. Es un problema grave de salud que preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los antibióticos están mostrando ser ineficaces para el tratamiento de enfermedades causadas por bacterias. Las autoridades sanitarias recomiendan evitar automedicarse con antibióticos y tomarlos sólo bajo prescripción médica.

Los antibióticos son eficaces para tratar infecciones de origen bacteriano no viral. Los resfriados comunes, catarros y toses secas son generalmente provocados por virus. Por lo tanto, ningún antibiótico le va a curar estos males.

Sin embargo, a pesar de las recomendaciones las personas toman con frecuencia antibióticos y se los dan a sus hijos, sin pensar en las consecuencias que conlleva su uso indiscriminado.

En nuestro organismo conviven muchos tipos de bacterias y la mayoría no son infecciosas. Al tomar antibióticos cuando no hace falta, las bacterias crean resistencia a los mismos. Por lo tanto, ante una infección causada por las bacterias que han creado resistencia, los antibióticos de uso común ya no son eficaces.

Utilizar de manera irresponsable estos medicamentos tiene como resultado que cada vez las infecciones sean más graves y difíciles de tratar. De esta manera, continuamente se crean nuevos tratamientos que al poco tiempo vuelven a resultar ineficaces.

Pero el mayor problema es que las bacterias que han creado resistencia pueden transmitirse de una persona a otra, lo que hace que el problema adquiera connotación mundial. Desgraciadamente la evolución de las bacterias es más rápida que la generación de nuevos tratamientos.

Así, puede llegar a darse la situación de que no exista tratamiento para una infección bacteriana que afecte a una parte importante de la población. Ésta es la razón por la cual la OMS está tan preocupada.

Hay otra forma en la que ingerimos antibióticos sin saberlo. De manera indirecta, podemos consumirlos cuando productos que provienen de otros organismos que han sido tratados con antibióticos. Por ejemplo, en la ganadería a gran escala se está haciendo uso abusivo de antibióticos de manera preventiva.

La recomendación de las autoridades sanitarias es que sólo se tomen antibióticos bajo prescripción médica y que se sigan las instrucciones del médico. Nunca tome dosis mayores a las indicadas. Tampoco alargue el tratamiento, ni lo suspenda antes de tiempo, aunque los síntomas de la enfermedad hayan desaparecido.