‘Gringo’ sólo de apellido

Chris Roberson se siente ahora más mexicano que nunca
‘Gringo’ sólo de apellido
Chris Roberson (centro), celebra con Alfredo Acves luego de disparar el jonrón que fue la chispa del triunfo del sábado ante Puerto Rico.
Foto: EFE

HERMOSILLO, México.— A casi 10 años de llegar al país, Chris Roberson demostró en la Serie del Caribe que tiene bien puesto el jersey tricolor.

El estadounidense arribó a los Naranjeros en la temporada 2005-2006, y ha echado raíces en México al punto de que Isla Margarita, Venezuela fue su quinto viaje a la llamada “Pequeña Serie Mundial Latinoamericana” con los colores nacionales.

Al año siguiente de pisar suelo mexicano, Roberson vivió su primera experiencia en el clásico caribeño al salir campeón de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) también con la novena de Hermosillo.

Repitió en la campaña 2009-2010 como monarca de la escuadra naranja, y los últimos tres años fue refuerzo de los Yaquis de Ciudad Obregón y Naranjeros.

Sin embargo, nunca tuvo una actuación como en la edición de 2014, que le valió ser nombrado el Jugador Más Valioso de la justa caribeña.

“Cada que tengo chance de representar a la ‘M’ (México), lo hago. La gente sabe que Chris Roberson es una máquina que quiere ganar para su ‘M'”, enfatizó el alguna vez prospecto prometedor de los Filis de Filadelfia.

Roberson, quien contrajo nupcias con una sonorense, fue líder en hits (10) y anotadas (6); colíder en bases robadas (2) y sublíder en jonrones (2) y producidas (6).

El toletero que pertenece a los Mayos de Navojoa, fue convocado por los Naranjeros para suplir la ausencia de su primer bate Jerry Owens.

A raíz de ese movimiento, los observadores de la Liga Mexicana del Pacífico, asumieron que la falta de velocidad en la alineación naranja iba ser notable en la serie.

Pero Roberson le respondió con su jonrón que rompió un empate a 0-0 en el quinto inning, gracias a un tremendo duelo de pitcheo entre el abridor de los Indios de Mayagüez, Giancarlo Alvarado y Juan Delgadillo, de Hermosillo, a la postre el ganador del partido.

“Esta es la mejor de las cinco Series del Caribe que he jugado. Antes de esta me dije que quería algo grande y tuve suerte. Ahora vamos para Hermosillo, que es mi segunda casa”, dijo Roberson.

Y así fue. Roberson y el resto de compañeros fueron recibidos como héroe en el Estadio Sonora de Hermosillo el domingo pasado.

“Es muy bonito ver tanta alegría de la gente. Es el resultado de la unión de nuestros compañeros. Jamás nos dimos por vencido”, agregó Roberson.

Finalmente, Roberson estuvo de acuerdo con las declaraciones del mánager de los campeones, Matías Carrillo.

En medio de la algarabía del triunfo, el “Coyote” dijo que “creo que nos hemos ganado el respeto. Aquello del ‘patito feo’ ya pasó a la historia desde hace tiempo. Hemos ganado 3 de 4”.