Lencería sexy para el Día de San Valentín

Transparencias, ligueros, encajes, un baby doll, todo vale para que este San Valentín esté lleno de sensualidad y amor.
Lencería sexy para el Día de San Valentín
La lencería sensual no puede faltar en tu celebración de este 14 de febrero.
Foto: Shutterstock

El Día de San Valentín se acerca y seguro te has marcado como objetivo sorprender a tu pareja para que no te olvide jamás. No es muy difícil si aciertas con la lencería. Para esta ocasión, te proponemos que recurras a las prendas más sexys. Y es que no hay nada más seductor e hipnótico que una lencería atrevida.

¡Feliz Día de San Valentín!

No es complicado encontrar prendas de este estilo. Lo que debes tener claro es qué buscas, el color que más te gusta y tu talla. Quizá para esa noche por mucho que te guste el blanco o beige, es mejor recurrir a colores más visuales y sexuales, como el rojo o el negro. Cualquiera de estos dos tonos despertarán los instintos pasionales más dormidos de tu pareja, sobre todo si los llevas tú.

Sujetador y panty de encaje

Un clásico en la lencería. Si lo tuyo es la discreción y la sencillez, no tienes que pensar mucho más; eso sí intenta que para esa noche tu conjunto sea de encaje. Algunas prendas cuentan con transparencias en sitios clave como senos o glúteos. Atrévete.

En lo que respecta a la lencería sensual, hay dos tipos de sujetadores a escoger: los que tienen relleno, que aumentan el volumen, y los que tienen copa, que sólo tienen la tela con la que son elaborados. Te recomendamos la primera opción.

Para esa noche también puedes optar por dos tipos de panty. El culotte, sobre todo los del tipo transparente y sugerente, y la de hilos, ideales para aquellas mujeres con una figura más exuberante que quieran mostrar un poco más.

Lo más sexy

Si eres una chica ardiente y quieres esa noche dejar a tu chico con la boca abierta, nada mejor que echar mano de un sexy baby doll. Los hay de varios tipos, como recomienda la experta Malena, desde los más sencillos a los más explosivos con transparencias y completamente insinuantes, que le dirán de inmediato a tu pareja que este San Valentín promete ser inolvidable.

Otra de las prendas más sexys son los ligueros. Un complemento erótico que te vestirá dominadora, sutil, descarada y muy, pero muy provocadora.

Ante todo, no sientas ningún tipo de complejo al llevar estas prendas. Muéstrate segura de ti misma, enfoca tus atributos y sácalos a relucir. Atrévete también a jugar algo divertido con él este San Valentín, dale una cuota de erotismo más pasión y experimenta para coronar la noche.