Niños inmigrantes en la mira fiscal

Buscan eliminar el crédito tributario para un millón de menores indocumentados
Sigue a La Opinión en Facebook
Niños inmigrantes  en la mira fiscal
La senadora republicana Kelly Ayotte ha lanzado una campaña legislativa para eliminar el crédito fiscal por niño (que no tenga un número de seguro social) a los contribuyentes con ITIN.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.— El crédito tributario para niños(CTC) ha sido una tabla de salvación para millones de familias latinas pobres, pero una enmienda republicana pretende eliminarlo para un millón de niños indocumentados.

La enmienda, que será sometida a voto hoy miércoles, fue incluida por la senadora republicana de New Hampshire, Kelly Ayotte, dentro de un proyecto de ley de beneficios para veteranos y, de ser aprobada en ambas cámaras del Congreso, dejaría sin ese crédito a padres de niños indocumentados, aún si usan un número válido para el pago de impuestos conocido como ITIN (Número de Identificación Individual de Contribuyente).

Es decir, los afectados serían los padres de niños indocumentados que no tienen la protección del programa de acción diferida “DACA” y, por lo tanto, no tienen un número de Seguro Social. Otros 4.5 millones de niños nacidos en EEUU de inmigrantes indocumentados también reciben el CTC, que sus padres solicitan con un ITIN, pero éstos no se verán perjudicados.

Según el Consejo Nacional de La Raza, el 85% de las familias que serían afectadas por la enmienda son de origen hispano. Sin el CTC, familias de escasos recursos pagarían un promedio de 1,800 dólares en impuestos adicionales al año.

El CTC reduce los impuestos federales al ingreso hasta por mil dólares por cada hijo, dependiendo del ingreso familiar.

Para muchas familias pobres, ese crédito significa dinero adicional para cubrir necesidades básicas como techo y comida, o un ahorro para una emergencia.

Se calcula que más del 60% de las familias que solicitan el CTC en sus declaraciones de impuestos ganan menos de 25 mil dólares anuales.

Según el grupo Bread for the World, el CTC cada año ayuda a 1.5 millones de niños a no caer en la extrema pobreza.

Pero Ayotte asegura que, según un estudio reciente, su enmienda ahorraría 20,000 millones de dólares en una década. Los partidarios de la enmienda, todos conservadores, aseguran que sólo buscan frenar el fraude por parte de quienes solicitan este crédito fiscal por niños que no existen o no viven en EEUU.

Pero activistas consultados por La Opinión tachan la enmienda de “vergonzosa” porque, a su juicio, enfrenta a los veteranos de guerra con los “pequeños soñadores” que necesitan ayuda económica.