Obama defiende nuevo retraso en aplicación de reforma de salud

El Gobierno estadounidense pospondrá hasta 2016 las multas a las empresas de entre 50 y 99 empleados que no ofrezcan cobertura médica para suavizar la transición bajo la ley
Sigue a La Opinión en Facebook
Obama defiende nuevo retraso en aplicación de reforma de salud
El nuevo retraso del “Obamacare” ya ha provocado ataques contra la ley de salud.
Foto: Archivo

Washington – El presidente Barack Obama defendió hoy el nuevo retraso anunciado ayer por su Gobierno en la aplicación de la reforma de salud promulgada en 2010 como una forma de “suavizar” la transición para asegurar el cumplimiento de la ley.

“Sabíamos que iba a haber algunos baches y transiciones en el proceso, y es por eso que estamos trabajando con todos los actores involucrados”, explicó Obama durante su conferencia de prensa conjunta con el presidente francés, François Hollande, en la Casa Blanca.

El Gobierno estadounidense anunció este lunes que retrasará hasta 2016 las multas a las empresas de entre 50 y 99 empleados que no ofrezcan cobertura médica en el marco de la reforma de salud.

En un principio las medianas empresas, con una plantilla de entre 50 y 99 trabajadores a tiempo completo debían pagar una multa de $2,000 por empleado si no ofrecían cobertura médica a partir de este año.

Este retraso “es un ejemplo de que, administrativamente, nos aseguremos de que suavizamos la transición para dar a las personas la oportunidad de cumplir la ley”, indicó hoy Obama.

El Presidente insistió en que “el propósito de la ley no es penalizar” a las empresas.

Promulgada en 2010 y rechazada aún por muchos republicanos, la reforma de salud está considerada como el mayor logro en política nacional del mandato de Obama y este nuevo retraso en su aplicación ya está siendo usado por los críticos para renovar los ataques contra la ley.

En octubre pasado, el lanzamiento de la página web para inscribirse en los nuevos seguros médicos estuvo plagado de fallos, a lo que se han sumado las quejas de la comunidad empresarial por los costes y el poco tiempo dado para adaptarse a la nueva ley.