Siguen su lucha por perder peso

Algunos empezaron a ver ya los resultados, otros aún no
Sigue a La Opinión en Facebook
Siguen su lucha por perder peso
Parte del programa de pérdida de peso en Lynwood son clases de aeróbicos como el que impartieron este fin de semana.
Foto: Suministrada

Ya pasaron dos semanas desde que las hermanas Joana, Patty y Kimberly González, y su amiga Ruth Acosta, se inscribieron en el concurso de 12 semanas de pérdida de peso de la Ciudad de Lynwood.

La ciudad, donde uno de cada cinco habitantes es obeso —según datos del condado— está llevando un registro de 103 participantes. El objetivo del concurso es motivar a la población a que tome medidas para evitar la obesidad y tener una vida más saludable.

Patty ha logrado perder 10 libras y Kimberly ha perdido 2 libras 6 onzas, mientras que Joana y Ruth han aumentado alrededor de una libra.

Pero ellas no son las únicas. La alcaldesa Aide Castro, su esposo José, y la concejal María Santillán con su esposo Raúl Beas, siguen también en su lucha por perder peso.

Durante estas primeras dos semanas, la alcaldesa perdió 10 libras y media, su esposo aumentó una libra. Santillán perdió 7 libras y media y su esposo perdió 13 libras.

Patty, quien más peso ha perdido, dijo que tiene su régimen de comida en el que comienza el día con una manzana, controla las porciones, toma bastante agua durante todo el día y no come nada después de las 7 de la noche.

“A veces es difícil, especialmente cuando voy en el vehículo y siento el olor de la comida rápida… ¿qué puedo decir? Se me antoja, pero me controlo”, dijo Patty.

Kimberly, quien perdió un poco más de dos libras en dos semanas, intentó hacer dieta sustituyendo un par de comidas al día con un cereal bajo en calorías.

“A partir de esta semana he comenzado a contar calorías. Sí es cierto que perdí un poco de peso, pero quiero ver más cambios”, dijo Kimberly. Su meta es limitar sus calorías a mil al día y duplicar su tiempo diario de hacer ejercicio de 20 minutos a 45 minutos.

En el caso de Ruth, ella tuvo un ataque severo de asma durante la primera semana y necesitó inyecciones de esteroides para poder controlar su padecimiento. Uno de los efectos secundarios de los esteroides es el incremento de peso.

“Ha sido muy duro para mí. Yo he querido hacer ejercicio y no he podido porque he estado muy enferma. He mejorado mi alimentación y estoy comiendo más frutas y vegetales, pero no ha sido suficiente para perder peso”, dijo Ruth.

La meta de Ruth para esta semana es poder hacer ejercicio.

“Patty tiene todo un su régimen con manzanas en las mañana y le ha funcionado. Estoy pensando que voy a comprar manzanas, si a ella le funcionó, es posible que mí también”, agregó Ruth.

Además de asma, Ruth también padece de diabetes. Ella reconoce que de las cuatro mujeres, ella es quien más necesita perder peso.

Por su parte Joanna perdió dos libras la primera semana, pero aumentó seis onzas durante la segunda. Su meta esta semana es incrementar la cantidad de ensaladas y disminuir las porciones de comida.

La alcaldesa comenzó este concurso en el 2009 y desde entonces, cada año, ella y su esposo participan como forma de dar el ejemplo.

“A mí me preocupa ver que en un partido de béisbol en la ciudad, el 80% de los niños están gordos. Si a uno que ya está mayor le cuesta controlar el peso, ¿qué va a suceder cuando estos niños crezcan? No podemos permitir estar con sobrepeso y sufrir de enfermedades sea la norma”, dijo la alcaldesa.

En el grupo del concejal José Luis Solache y su equipo conformado por el miembro de la junta escolar de esta ciudad, Alfonso Morales y su padre, y el director de Lynwood High School, Carlos Zaragoza, han logrado perder alrededor de 67 libras entre todos.

Solache perdió 11 libras, Alfonso Morales perdió 17, su padre perdió 20 libras, y el director Zaragoza, perdió 19 libras.