Tips prácticos para manejar las finanzas en el divorcio

Toma en cuenta estos tips que te ayudarán a mantenerte a flote durante este cambio de 180°.
Tips prácticos para manejar las finanzas en el divorcio
Ante el divorcio, nada mejor que la disciplina financiera.
Foto: Flickr

El divorcio no sólo implica el rompimiento de una relación sino también un cambio en el estilo de vida y los proyectos que se tienen en común. Uno de estos cambios son las finanzas. Para sobreponerse financieramente al divorcio es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones para mejorar en el ámbito individual.

Conoce tu situación financiera: fortalezas y debilidades

Antes que nada debes analizar cuál es tu situación financiera personal y cuáles son tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Las fortalezas son aquellos hechos positivos que tú puedes controlar, las horas que inviertes en el trabajo, tu edad e incluso cuánto tienes ahorrado, si tienes algún bien o si tus gastos no son muchos.

Las debilidades son aquellas que tú puedes controlar pero que te cuestan mucho trabajo, por ejemplo, el gusto por los diseños caros, vivir muy lejos del trabajo o estar tomando algún curso.

Las amenazas y las oportunidades son más bien aquellos hechos externos que pueden afectarte pero que tú no puedes modificar, por ejemplo la inflación, los costos de honorarios de asesoría legal y abogado o la repartición de bienes. Este análisis te ayudará a planear y establecer nuevas metas.

Lo que debes tomar en cuenta

Si contrajiste matrimonio bajo el régimen de bienes mancomunados, debes reunir todos los documentos, facturas y escrituras que certifiquen el monto de lo que, ahora, se debe repartir. Debes poner en orden las cuentas bancarias ya que son cuentas mancomunadas. Trata de llegar a acuerdos y no olvides actualizar el nuevo estatus de las cuentas en tu banco.

Aprende a administrar tus recursos

A pesar de que hayas administrado durante mucho tiempo los recursos económicos, no es lo mismo compartir gastos que hacerlos de forma individual. Para lograrlo eficazmente debes seguir con disciplina una serie de recomendaciones que, seguramente, te ayudarán mucho en este cambio de estilo de vida.

  • 1. Prioriza las necesidades reales y aquellos gastos innecesarios, objetos o servicios que realmente no precisas.
  • 2. Presupuesta. Mide tus egresos y aprende a dedicar un monto para cada cosa, evita salir de tu presupuesto. Toma en cuenta todos tus gastos, incluso esos que parecen pequeños.
  • 3. Ahorra e incrementa ese ahorro conforme pase el tiempo: te permitirá hacer frente a futuras eventualidades.
  • 4. En el blog The Dumb Little Man recomiendan tomar en cuenta también el banco o cuenta en la que guardarás tu dinero, analiza bien el esquema de pagos y comisiones para que no te tomen por sorpresa.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Money por Tax Credits, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/76657755@N04/7408506410/