Hipotecas por Internet

¡Buena suerte!  con tus transacciones bancarias por el Internet.
¡Buena suerte! con tus transacciones bancarias por el Internet.
Foto: Thinkstock

Hoy día, la mayoría de los bancos te permiten solicitar en línea préstamos hipotecarios y préstamos sobre el valor acumulado de la propiedad, o “home equity loans“, y obtendrás rápidamente una decisión condicional en cuanto a si calificas o no para el préstamo, todo con un mínimo de trámites y papeleo.

Puedes comenzar este proceso en línea si buscas la etiqueta de “Home Loans“, es decir “préstamos para vivienda”, en los sitios web de cualquier banco que brinde estos y otros servicios.

Después de presentar en línea tu solicitud de hipoteca, usualmente un representante del banco se pondrá en contacto contigo por teléfono o por e-mail. Eso se debe a que el proceso de aprobación de un préstamo para vivienda es más largo y más complicado que para la mayor parte de los otros tipos de préstamos.

La mayor parte de las personas que compran vehículos nuevos sí necesitan préstamos, pero las agencias de autos no son siempre el mejor lugar para pedirlos.

El proceso de solicitar en línea un préstamo para un carro es casi idéntico a los otros procesos de solicitudes de préstamo que ya te he descrito.

Sólo tienes que encontrar la etiqueta que dice “Auto Loan“, que está casi siempre en la lista de “Products and Services” del banco, buscar el tipo de préstamo para auto que necesitas y luego ir haciendo clic a lo largo del proceso de solicitud.

Las tasas de interés para préstamos de autos pueden variar notablemente, y la aprobación se basa mayormente en tu puntaje de crédito y tu ingreso. Por eso tener un buen historial de crédito es tan importante.

Son muchas las ventajas de los servicios bancarios en línea: son convenientes, permanecen abiertos siempre y están disponibles donde quiera que haya una computadora y una conexión de Internet. Hay varios “bancos virtuales” que ofrecen solamente acceso en línea, y no tienen sede.

Para estar a la cabeza de la competencia, algunas instituciones financieras hasta ofrecen recursos en línea para ayudarte a administrar tu dinero, tus inversiones y hasta preparar tus impuestos.

A pesar de toda la automatización que brindan las operaciones bancarias por Internet, es siempre una buena idea vigilar activamente tus cuentas en línea, y proteger cuidadosamente la información que usas para identificarte y entrar a esos sitios.