Maite Perroni rueda en tiradero escenas de nueva telenovela

Estrellas de 'La Gata', Maite Perroni y Erika Buenfil, ruedan en un tiradero escenas de la nueva serie

Maite Perroni (sentada) con residentes del tiradero donde se rodó 'La Gata'.
Maite Perroni (sentada) con residentes del tiradero donde se rodó 'La Gata'.
Foto: Reforma

MÉXICO, D.F.— Maite Perroni, Daniel Arenas, Erika Buenfil, Leticia Perdigón, Socorro Bonilla y Pilar Pellicer salieron de los foros de grabación para enfrentarse a la realidad que viven los habitantes del Bordo de Xochiaca.

El elenco y producción de La Gata se reunieron el viernes para dar el pizarrazo de la historia, que reflejará las necesidades los pepenadores y sus familias y buscará reducir la discriminación a la que se enfrentan.

Cinco mil familias viven en este tiradero, ubicado en el Estado de México. La casa de Esmeralda, personaje que interpretará Maite Perroni, pertenece a Víctor Manuel Rodríguez, un pepenador que agradeció la amabilidad con la que los ha tratado la actriz.

“La producción nos ofreció ayuda en componer nuestra casa y arreglar los muebles. [Maite] es muy buena onda y hasta nos saluda de beso”, dijo Víctor Manuel.

“Yo creo que exageramos este tema que seamos tan distintos. No lo somos. Somos iguales, lo importante es que compartimos una forma de trabajo y subsistencia en nuestro país y que nos permite conocer otra realidad”, expresó Maite Perroni.

“Para mí es muy difícil. Ojalá sea un foco para que se vea cómo la gente lucha y para que no maltraten tanto a estas personas. Aprecias lo que es darte un baño con agua caliente y tu vida en general”, dijo Leticia Perdigón, mientras lloraba.

La actriz Socorro Bonilla afirmó que para acostumbrarse al olor y la atmósfera del lugar, se ayuda imaginando que los remolinos de basura son gaviotas y que está en el mar.

La productora de la historia, Natalie Lartilleux, agradeció el recibimiento que le ha dado la gente y dijo que el lugar se presta para que las imágenes que el público vea en pantalla sean impactantes.

“Estamos aquí por una razón, no estamos gratuita ni fortuitamente. Existen los basureros, pero que la gente viva aquí y coma, no es justo. Ya es hora que los gobiernos hagan algo”, declaró Daniel Arenas.

“Sientes impacto, tristeza, ansiedad. Te enseña a valorar tu vida a creer que estás perfecta y no quejarte por cosas superficiales. Aquí hay gente muy trabajadora, será un gran impacto para la gente”, afirmó Érika Buenfil.