Llegan a España miembros de ETA

Los detenidos vivían en México con identificaciones falsas

Llegan a España miembros de ETA
El presunto etarra Juan Jesús Narváez Goñi, alias Pajas, detenido en México junto a Itziar Alberdi Uranga a su llegada a Madrid.
Foto: EFE

MADRID.— Los dos miembros de ETA detenidos el domingo en Puerto Vallarta llegaron a España ayer lunes luego de ser expulsados de México por estancia ilegal.

“Los dos presuntos miembros huidos de ETA, Juan Jesús Narváez Goñi e Itziar Alberdi Uranga han sido trasladados esta mañana a España desde México tras ser expulsados por las autoridades de inmigración mexicanas”, señaló el Ministerio del Interior en un comunicado.

Los activistas de la organización separatista vasca que arribaron al aeropuerto Madrid-Barajas en un vuelo comercial de Iberia se encuentran en dependencias de la Policía Nacional donde son interrogados antes de ser puestos a disposición judicial en las próximas horas.

“Con estas detenciones, la Comisaría General de Información pretende recabar elementos que permitan el esclarecimiento de muchas de las acciones terroristas cometidas por ETA”, agrega el comunicado policial.

Las autoridades mexicanas decidieron expulsar del País a Narváez Goñi, alias “Pajas”, y Alberdi Uranga, “María”, anticipándose a la demanda de extradición que Madrid tenía la intención de solicitar para poder juzgarlos en España.

La entrega exprés de los veteranos etarras a la Policía ibérica evita el dilatado proceso judicial que arrancaría con la demanda de extradición de España para que fueran juzgados en el país donde cometieron los supuestos delitos.

Narváez Goñi y Alberdi Uranga llevaban 22 años fuera de España y acumulan el mayor número de asesinatos entre los activistas de ETA que se encuentran prófugos y son reclamados por la Justicia, según el Ministerio del Interior.

Los dos etarras se integraron en 1990 al comando ‘Ekaitz’ de la organización separatista vasca, que cometió 18 asesinatos en un año y que buscaba sabotear los Juegos Olímpicos realizados en 1992 en Barcelona.

Ambos fueron incluidos en la primera lista de terroristas más buscados que elaboró la Unión Europea.

La detención de los activistas se llevó a cabo a las 4:00 horas locales del domingo en Puerto Vallarta por la Policía mexicana en colaboración con agentes del CISEN y la Comisaría General de Información (CGI) del Cuerpo Nacional de Policía de España.

“Tras su detención se han obtenido datos de su estancia en México y se ha comprobado que no pertenecían al colectivo abierto de refugiados de ETA, sino que estaban integrados dentro del denominado colectivo cerrado y que vivían en la clandestinidad”, precisó el comunicado de Interior sobre la estancia en el País.