Sigue la crisis en Venezuela

Miles protestan contra el Gobierno que expulsó a tres diplomáticos de EEUU

Sigue la crisis en Venezuela
El psiquiatra Ángel Sermeño muestra un vídeo del superviviente salvadoreño José Salvador Alvarenga en el hospital estatal San Rafael, de Santa Tecla, cerca de San Salvador (El Salvador), donde se recupera.
Foto: EFE

CARACAS.—Con la presencia de los opositores María Corina Machado y el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y sin los líderes universitarios que han encabezado las marchas desde el miércoles, miles de venezolanos volvieron a salir a la calle en rechazo a la violencia y en apoyo del dirigente Leopoldo López.

Tras días de manifestaciones, el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, indicó ayer que de las 120 personas que han venido siendo arrestadas por incidentes en todo el país quedan 14 detenidos.

Según señaló, los que no han sido liberados están procesados por el incendio de vehículos de Policía, la agresión a funcionarios y el porte de armas de fuego el pasado miércoles en una manifestación de estudiantes que acabó con tres muertos y decenas de heridos.

El Gobierno ha acusado a López de instigar esos enfrentamientos y en este momento el dirigente opositor tiene una orden de captura en su contra. López es solicitado por delitos de homicidio intencional, terrorismo, lesiones graves, incendio a edificio público, daños a la propiedad pública, delitos de intimidación pública, instigación a delinquir y delito de asociación, según la notificación del tribunal que ordenó su captura.

El presidente, Nicolás Maduro, llamó ayer a López a entregarse tildándole de “cobarde” y “fascista”.

“Enviamos un mensaje a Leopoldo López: todos los venezolanos lo acompañamos (…) Se equivocan si creen que vamos a dejar solo a Leopoldo, como tampoco dejaremos solos a nuestros estudiantes, perseguidos, detenidos y torturados”, afirmó ayer Machado en respuesta.

“Cuando atacan, cuando persiguen, cuando amenazan a un luchador de la democracia nos amenazan y nos persiguen a todos”, agregó sobre López a los cientos de personas que, bajo el sol se concentraron cerca de uno de los parques más representativos de la capital.

Al margen de la manifestación de ayer tanto desde el Gobierno como desde la oposición se repitieron las expresiones de repudio contra los actos de violencia que se han repetido en Chacao, que sólo ayer dejó 17 heridos y varias personas que tuvieron que ser atendidas con síntomas de asfixia por los gases.

Maduro aseguró que Venezuela es víctima de la violencia de “bandas fascistas” que dejaron daños en comercios y organismos públicos en el este de Caracas, y atacaron al canal del estado VTV. El presidente dijo a través de Twitter que “Venezuela tiene el derecho y el deber de defenderse de estas Bandas Fascistas al margen de la ley” y afirmó que derrotarán a todos estos grupos.

La ministra de Comunicación, Delcy Rodríguez, también rechazó categóricamente “las agresiones” permanentes en los últimos días al canal oficial VTV y anunció que han informado a las autoridades para que se inicien las averiguaciones sobre los autores.

Rodríguez Torres aseguró que los protagonistas de estos incidentes no son estudiantes, ya que no son jóvenes, se desplazan en motos de alta cilindrada y valor, impropias de universitarios, y van ataviados con ropa para las protestas.

El ministro acusó no obstante al líder opositor Henrique Capriles de no preocuparse “por proteger a sus ciudadanos” ni hacer uso de sus atribuciones como gobernador de Miranda para sofocar estas protestas, afirmando que sopesan retirar a la Guardia Nacional (GN, policía militarizada) para que la autoridad regional asuma su responsabilidad.

“Escuchaba unas declaraciones hace un rato del mayor general Rodríguez Torres, si sacan a los infiltrados y a los violentos que mandan a Chacao, estoy seguro de que no hará la falta ni la GN ni la Policía Nacional ni la Policía de Miranda y no hará falta nada”, respondió Capriles.

Para el líder del partido Primero Justicia el Gobierno de Maduro tiene un plan para mantener las protestas en el país con infiltrados violentos con el fin de enmascarar los verdaderos problemas del país.

El opositor pidió a los estudiantes que aislen a los infiltrados “para poner el foco en los principales problemas del país” como la inflación, el desabastecimiento y la inseguridad y reiteró que es solidario con sus reivindicacionesMás tarde, Maduro advirtió a de Estados Unidos que no acepta amenazas, tras anunciar la expulsión de tres funcionarios del consulado estadounidense “por estar conspirando”. En cadena nacional de radio y televisión, Maduro destacó que “estamos en momentos complejos”, porque hay “un guión hecho por quienes mandan y pagan desde Estados Unidos para reclamar los derechos de la derecha, fascista”.

“No acepto amenazas de nadie en este mundo”, recalcó el mandatario a comentarios del Secretario de Estado, John Kerry, quien ayer llamó al gobierno venezolano a respetar los derechos humanos y las garantías democráticas de los opositores a su proyecto socialista.

En una reunión con tuiteros oficialistas en el presidencial Palacio de Miraflores, el mandatario recalcó que “no habrá fuerza que nos detenga a los bolivarianos al hacer justicia.

“En Venezuela estamos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias para defender nuestra independencia y la paz”, explicó al referir mensajes enviados por el gobierno de Washington.

“Viene Estados Unidos a acusarnos de violentar los derechos humanos. ¿Qué pasaría en Estados Unidos si tratara de atentar contra la vida de Barack Obama? Solamente a un tuitero lo condenaron por amenazar la vida de Obama”, explicó Maduro.

Maduro afirmó que en las manifestaciones de estudiantes de los últimos cinco días, “estamos enfrentando la activación de una crisis política para quebrar la sociedad, para mover a las masas que siguen a la derecha”.

Añadió que “mandé a responder diplomáticamente, como debe ser. Le mandé a decir al Departamento de Estado: No acepto amenazas de nadie en este mundo; no habrá fuerza que nos detenga a los bolivarianos venezolanos en la tarea de hacer justicia y vencer al fascismo”.

Advirtió asimismo que “en Venezuela estamos dispuestos a llegar hasta la última consecuencia en la defensa de la paz, nuestra independencia y nuestra democracia, que se entienda en el mundo”.

Explicó que hoy lunes solicitará al secretario general de la Unión de Naciones del Sur (Unasur) y a una serie de mandatarios latinoamericanos el apoyo para denunciar las agresiones directas realizadas por el gobierno estadounidense contra Venezuela