Una ‘Rata’ golea en la Liga MX: la historia de Martín Bravo

Con seis tantos, el argentino está sólo a uno de su mejor marca como integrante de los auriazules. Será interesante saber si el ímpetu continua.

Una ‘Rata’ golea en la Liga MX: la historia de Martín Bravo
Foto: Mexsport

De un momento a otro, la ‘Rata’ apareció para convidar parte de su queso. Después de seis partidos, Martín Bravo tuvo un despertar sorprenderte para destaparse como goleador de la Liga Bancomer MX que han sido la luz para unos Pumas que saltaron del fondo de la tabla hasta el cuarto lugar general.

Q+F te presenta la historia de este jugador argentino de 27 años.

Nacido en Santa Fe el 19 de septiembre de 1986, Bravo inició a los 20 años su carrera profesional con el equipo Colón de su ciudad, en la Primera A, en 2006 donde no pudo marcar un tanto en tres temporadas, siempre considerado como suplente. Transferido al San Martín de San Juan en la misma división de ascenso pudo anotar hasta su segundo torneo donde hizo 9 goles. Ahí fue observado por los Pumas de la UNAM, que lo incorporaron en sus filas a partir del Apertura 2008, donde debutó justo dos días después de cumplir 22 años en cotejo que perdieron los felinos 0-1 ante San Luis.

Si bien es cierto que no todos los delanteros se caracterizan por anotar, pues también existe el que provoca las jugadas, Martín nunca acababa de encajar en el frente auriazul. Fue en el Clausura 2009 donde realizó siete goles, en su campaña más productiva. Después sólo hizo 2 en el Apertura 2009, y 5 por igual en el Bicentenario 2010, Apertura 2010 y Clausura 2011. Para el Apertura 2011 disminuyó a 4; en el Clausura 2012 convirtió sólo 1. Para el Apertura 2012 volvió a su cuota de 5, en el Clausura 2013 apenas marcó una vez, y en el pasado Apertura 2013 sólo un par de ocasiones.

Luego de la catastrófica actuación en el campeonato anterior donde Pumas tuvo los peores números de su historia al acabar último, Bravo fue tentado por el Colón, su cuadro de estreno, por lo que el jugador externó públicamente que le halagaba que no se olvidaran de él y el retorno era una gran posibilidad porque extrañaba mucho a su familia.

Cuando en el inicio de este 2014 parecía una extensión de la misma pesadilla vivida meses antes, con el empate en casa ante Puebla 2-2, donde los universitarios fueron alcanzados increíblemente tras un 2-0 arriba con goles del ‘Rata’, más los tropiezos consecutivos frente al Querétaro 1-0 y Toluca 0-2. Pero llegaron las victorias de 1-2 contra Tigres, remontando y también con un par suyo, más el 3-0 sobre Xolos donde se fue en blanco pero puso sendos pases para los goles de Daniel Ludueña y David Cabrera. La confirmación de la racha llegó con el 1-2 en cancha del Campeón León con otro par de anotaciones.

Quizás el problema de la ‘Rata’ siempre fue que por su velocidad y estrategias siempre quedó aislado como ariete, sin un auténtico socio en el área. Con la llegada de su compatriota Ludueña por fin aparece como la bujía que los Pumas y sus fans esperaban. Tiempo al tiempo.