Ronda defenderá reinado

Venezolana expone título gallo de UFC ante McMann

LAS VEGAS.— La pelea estelar del UFC 170 en el Mandalay Bay Events Center de Las Vegas, a celebrarse el próximo sábado 22 de febrero, presentará el combate por el campeonato femenil de peso gallo entre dos peleadoras invictas y que además fueron medallistas olímpicas para Estados Unidos: Ronda Rousey y Sara McMann.

Recién terminado el UFC 168 el pasado 28 de diciembre, en el que Rousey obtuvo su segundo triunfo sobre Miesha Tate para defender su título, el presidente del UFC, Dana White, mostró un póster durante la conferencia de prensa después del evento.

El póster presumía la imagen de dos mujeres que encabezarán el UFC 170 en Las Vegas: Ronda Rousey y Sara McMann.

El anuncio fue tan explosivo como la personalidad y el estilo de pelea de Rousey (8-0), que tuvo su segunda pelea en el UFC después de diez meses de su debut dentro de la UFC.

Ahora, Rousey prácticamente brincó de un campamento de entrenamiento para la pelea con Tate, a otro, para la pelea con McMann.

Todas las victorias de Rousey en todos sus combates han llegado gracias a su infalibre “armbar” (llave de brazo), un hecho que la ha convertido en una atleta temible para su división y el deporte.

“Siempre que se me presenta una pelea, la gente dice que mi rival podrá vencerme. Les digo una vez más, pueden pensar lo que quieran, pero una vez más los voy a defraudar”, comentó Rousey, quien recién concluyó su participación en las películas de The Expendables y Fast and the Furious 7.

Rodeada del éxito, es fácil olvidar que Rousey apenas cumplirá tres años como peleadora profesional de MMA, y a pesar de su rápido ascenso, ha mantenido la disciplina de seguir buscando la mejoría.

Por su parte, McMann cree tener el antídoto perfecto para neutralizar el buen paso de Rousey.

“Muchos hablan de su habilidad en judo, pero la mejor manera de neutralizar el judo es precisamente la lucha. Y en eso estamos de acuerdo que tengo ventaja. Esta será la pelea más fuerte que haya tenido Ronda y ella lo sabe”, comentó McMann, quien obtuvo una presea de plata en la selección de lucha de Estados Unidos en 2004.

Al igual que Rousey, McMann ha mostrado la tendencia de llevar las peleas al piso, controlar las posiciones, buscar sumisiones, e incluso mantener para trabajar el golpeo a ras de lona

No obstante, en la pelea de pie, McMann es explosiva y lanza sus golpes en ráfagas peligrosas que le sirven para cortar la distancia y buscar los clásicos derribes de lucha.

Casi 10 años después de competir en los Juegos Olímpicos del 2004, estas atletas ahora se estarán enfrentando en el escenario más grande de MMA, el octágono del UFC.