9 consejos para reducir el estrés y ser más feliz

Aprovecha el weekend para sacudirte la tensión y las preocupaciones de la semana.
9 consejos para reducir el estrés y ser más feliz
Sacúdete el estrés con estos sencillos tips.
Foto: Shutterstock

Un pensamiento optimista reduce el estrés, de eso no cabe duda. Sin embargo, el tema es mucho más complejo que eso.

El estrés está relacionado con una gran parte de los problemas de salud que afectan a la población mundial, de acuerdo con una encuesta realizada por la Asociación Americana de Psicología. Esto se debe en gran parte al incremento de la tecnología, la cual hace que la mayoría de las personas continúen vinculadas con su actividad laboral en horas de descanso, debido al uso de laptops, tablas electrónicas y teléfonos inteligentes.

Existen diferentes tipos de estrés. El agudo es el más común y se produce por las presiones de la vida cotidiana. Por ejemplo, la cercanía del plazo para entregar un trabajo. En pequeñas dosis, resulta emocionante, pero cuando es exagerado puede causar dolores de cabeza, malestar estomacal y otros síntomas físicos.

El estrés agudo episódico lo padecen las personas que tienen muchas cosas entre manos y nunca pueden cumplir con la multitud de exigencias que se imponen a sí mismas. Por tanto viven agitadas, irritadas y ansiosas, lo que hace que sus relaciones personales se deterioren.

Otras son tan pesimistas, que presienten una calamidad a cada paso. Los síntomas de este tipo de estrés son dolores de cabeza persistentes, hipertensión y enfermedades cardíacas. Su tratamiento requiere una ayuda profesional prolongada.

Por último, el estrés crónico suele aparecer en familias disfuncionales y matrimonios infelices, así como en personas que realizan un trabajo que no les gusta.

Como sus víctimas no le ven salida a su situación, llegan a acostumbrarse al estrés, hasta que se produce un desenlace trágico: suicidio, violencia, ataques cardíacos y cáncer son muchas veces el final de estas personas cuando no buscan tratamiento médico para manejar el estrés.

Estos consejos serán de gran ayuda si sufres estrés:

  • Busca la compañía de familiares y amigos, desahógate hablando con alguien de tu confianza o busca apoyo en organizaciones comunitarias o religiosas.
  • Mira el lado positivo de las cosas. A veces basta con hacer un recuento de las cosas buenas que tiene tu vida para que dejen de tener importancia las que te molestan o deprimen.
  • Descansa el tiempo necesario. En la oficina, levántate de la computadora y camina unos pasos cada 20 minutos, al tiempo que respiras profundamente y relajas los músculos que mantienes contraídos mientras trabajas.
  • Evita la compañía de colegas malhumoradas o cínicas, que se la pasan criticando a los demás.
  • Duerme al menos ocho horas cada noche. Necesitas recargar de energía tu cuerpo y tu mente para la actividad del día siguiente.
  • Haz algo que te guste cada día. Camina por un jardín, prepara una receta de cocina, lee un buen libro o habla por teléfono con una amiga de la niñez. No hay excusas para dejar de hacer cosas que te producen alegría, por muchas ocupaciones que tengas.
  • Relájate. Practica yoga, haz ejercicios de respiración, escucha música suave o disfruta de la aromaterapia. A veces basta con permanecer sentada un rato en la penumbra, con una vela aromática encendida y escuchar con audífonos tu música favorita.
  • Sigue una dieta saludable y balanceada, con muchas frutas y vegetales, harinas integrales y poca sal.
  • Evita el alcohol, la nicotina y las drogas, que son perjudiciales para todos, pero lo son aún más para quienes tienden a sufrir de estrés.