La NFL en su mira

Kevin Carrascoquiere ser corner titular de USC
La NFL en su mira
Kevin Carrasco va motivado a las prácticas de USC.
Foto: Foto: FAMILIA CARRASCO

Sólo basta hablar brevemente con Kevin Carrasco para percatarse que no simpatiza con las cosas faciles. Esas que están al alcance de los acomodados, que afortunadamente no son muchos entre la juventud actual.

Desde que tiene uso de razón, este jovenzuelo de 19 años de edad, vio trabajar fuerte, emplearse a fondo, a su padre Ramón Carrasco, así como a su tío Roberto, hermano de éste.

El primero es bombero de Los Angeles y el segundo funge como agente del Departamento del Sheriff en Riverside.

Las dos profesiones requieren de un esfuerzo extraordinario para ejercerlas a cabalidad y Kevin ha absorbido para sí esa virtud y buen ejemplo en su afán de convertirse en el corner titular del equipo Troyanos de la Universidad del Sur de California (USC).

“Desde muy chico vi a mi padre y a mi tío cómo entrenaban cuando eran aspirantes a ser bomberos y agente de sheriff”, recuerda Kevin.

“Después mi papá jugó futbol americano y también observé lo fuerte que practicaba|. Disfrutaba verlo en la televisión y en los estadios”, agregó.

De ahí se deriva su pasión por uno de los deportes favoritos de los estadounidenses y su razón por alcanzar una meta que se ha propuesto aunque para ello, Kevin está consciente de los constantes sacrificios que conlleva cumplirla.

“Me encanta ese deporte. Sé que es un deporte duro y que necesitas trabajar mucho. Pero he aprendido a lidiar con las cosas difíciles, a valorar lo que se consigue. No me gusta lo fácil”, sostuvo.

Y es que Carrasco cuenta con la anatomía ideal para jugar futbol americano, uno de los deportes más rudos del mundo: 6’1 de estatura y 190 libras de peso, pero bien distribuidas.

Con esos atributos va a los entrenamientos de los Troyanos que comienzan el próximo 11 de marzo.

Kevin afirma que quiere llegar en buena forma a las prácticas, por eso entrena a diario con excepción de sábado y domingo, pero que no descuida sus estudios. Carrasco cursa el primer año de leyes en la USC.

|| “Claro que mi prioridad es graduarme de abogado. Pero también tengo en mi mente la idea de jugar algún día en la NFL”, subrayó.

Kevin hace un paréntesis como para acomodar sus ideas y luego añade que su equipo favorito son los Cowboys de Dallas, el mismo que ha seguido toda su familia.

“Mi sueño es jugar con los Cowboys. Mi padre lo soñó también”, manifiesta.

Obviamente que para escalar esas alturas de la NFL, Carrasco primero tiene que demostrar a los directivos de los Troyanos que puede cumplir con sus deberes como esquinero titular en el competitivo futbol universitario.

Y lo que a él le gusta… no serà fácil. Kevin tiene en frente a otro grupo que aspira la misma posición y todos con cinco años de experiencia o de paciente espera.

“Eso me motiva más para ganarme el puesto. Vamos a los entrenamientos con un nuevo coach, que trae nuevos planes y muchas ilusiones. Ya jugué el primer partido con USC. Fue contra la Universidad de Berkeley y creo que lo hice bien”, sostiene.

Su progenitor, Ramón Carrasco, nació en El Paso, Texas, de padres mexicanos. Kevin, cuya madre es coreana, llegó a este mundo en Los Ángeles, una evidencia que sus raíces mexicanas y asiáticas, se han extendido en su formación física y mental.

Si un día no muy lejano el nombre de Kevin Carrasco aparece en la alineación de los Vaqueros de Dallas, la comunidad mexicana y coreana tendrá razones de sentirse orgullosa por tener a otro de los suyos en los primeros planos de un deporte tan especial y apasionante como lo es el futbol americano.

Alrededor de la web