Un día agridulce para Italia

Ganan Juventus y Fiorentina, Nápoles empata y Lazio pierde en Liga Europa
Un día  agridulce para Italia
Jonas (izq.), del Valencia intenta superar a un defensor del Dynamo de Kiev, en partido que se disputó en Chipre por la crisis de Ucrania.
Foto: EFE

MADRID (EFE).— El Tottenham, que perdió 1-0 ante el Dnipro de Ucrania, y la Lazio, que cayó 0-1 en su estadio frente al Ludogorets búlgaro, protagonizaron las principales sorpresas de la ida de los Dieciseisavos de la Europa League.

Asunto al margen la victoria del Valencia ante el Dynamo de Kiev que debió jugar en Nicosia , Chipre, por la crisis política que vive Ucrania. El equipo de Pizzi ganó 2-0 con goles de Eduardo Vargas y de Sofiane Feghouli.

Salvo Tottenham y Lazio, casi todos los clubes importantes cumplieron en la primera toma de contacto de la primera ronda que sigue a la fase de grupos. Ganaron Valencia, Juventus, Benfica y Fiorentina; Sevilla, Lyon y Nápoles empataron a domicilio; y el Porto firmó un empate (2-2) en su estadio ante el Eintracht.

El primero de los grandes en caer fue el Tottenham. Los ingleses pudieron llevarse un marcador mejor del estadio del Dnipro de Juande Ramos, pero Roberto Soldado desperdició un par de ocasiones. Al final, recibieron un duro golpe en forma de penalti que transformó en el minuto 89 Yevhen Konoplyanka.

Lazio el que siguió la estela del bloque inglés. Sufrió un duro correctivo del Ludogorets, que demostró ser una de las sorpresas del certamen con una victoria por 0-1 con un tanto de Roman Bezjak. Los búlgaros llegaron a fallar un penalti y a mandar una pelota al larguero en la primera parte. En la segunda, se salvaron del empuje del cuadro italiano, que también falló un penal.

Fiorentina tiene más de media eliminatoria en el bolsillo tras deshacerse del Esbjerg danés con un gran resultado: 1-3. Borja Valero llevó la manija del duelo y marcaron Alessandro Matri, Josip Ilicic y Alberto Aquilani, que cerró la cuenta desde los once metros.

Con un sabor agridulce se quedó el Sevilla, que, tras remontar un gol en contra en el feudo del Maribor, vio como se le escapaba la victoria al final cuando el esloveno Dare Vrsic, en el minuto 82, empató el duelo. Su diana contrarrestó los tantos del francés Kevin Gameiro y del argentino Federico Fazio para dejar el marcador final en un esperanzador 2-2.

Peor fueron las cosas para el Betis, que, pese a adelantarse en el marcador contra el Rubin Kazan por medio de Didac Vilà en el minuto tres, acabaron empatando 1-1 gracias al acierto de Roman Eremenko desde el punto de penalti.

En Grecia, el Benfica completó noventa minutos muy sobrios y sin alardes para llevarse una renta de un gol para la vuelta. El único tanto del partido lo hizo Lima, con un remate con el pie derecho desde dentro del área que pudo ser en fuera de juego.

El Olympique de Lyon, fiel a su irregular temporada, empató 0-0 en el estadio del Chornomorets Odessa. Como en el otro partido que se disputó en suelo ucraniano, no hubo ningún tipo de incidente y sólo se habló de futbol.

El mismo resultado obtuvo el Nápoles de Rafael Benítez, que no pudo superar al Swansea en un partido vibrante con múltiples ocasiones para los dos equipos.

Jonathan Soriano sigue con su impresionante racha y ayer con el Salzburgo, volvió a ver portería. Ya suma 29 goles en 22 partidos y ante el Ajax, en el Amsterdam Arena, hizo dos de los tres tantos de su equipo.