´Yuli´ Milan, entrenadora de fútbol femenil por vocación

´Yuli´ Milan, la entrenadora de L.A. Madrid, entrena a las muchachas en los secretos del fútbol con sencillez
´Yuli´ Milan, entrenadora de fútbol femenil por vocación
Yulissa Milan asegura que la clave del éxito de su equipo radica en la unión y la armonía que reina dentro del grupo.
Foto: Iliana Salguero / La Opinión

Yulissa Milan es una de las pocas mujeres entrenadoras dentro de las ligas locales de Los Ángeles, su pasión por el fútbol y el amor por sus hijas la llevó a involucrarse en este deporte, del que ella misma asegura ya no podría separarse.

“Inicié por mis hijas, tengo una de 19 y una de 20 años, cuando ellas comenzaron high school quisieron jugar futbol y veíamos que los entrenadores no tenían esa pasión para entrenar. Les daban unas palizas, siempre perdían por goleada entonces yo decía ´estas niñas tienen que aprender´”, recordó Milan.

Ocho años después de que esta hondureña emprendió la tarea de entrenar y enseñar a estas chicas a jugar y a trabajar como equipo, L.A. Milan se ha coronados en tres torneos consecutivos en la Liga Pepe´s Sports, además de que varias de sus jugadoras han destacado como campeonas de goleo.

En su primera aparición en la División Femenil de la Liga Pride, de Edgardo Rivera, terminaron en el tercer lugar, y es que según la entrenadora, la clave del éxito de su equipo radica en la unión y la armonía que reina dentro del grupo.

“Con el tiempo el equipo se volvió muy competitivo, tengo jugadoras de muchos años y ellas me llaman mamá”, dijo Milan con mucho orgullo.

L.A. Madrid reúne chicas de los 15 años hasta los 27 y cuentan con jugadoras guatemaltecas, mexicanas, salvadoreñas y hasta una jamaicana.

Para ´Yuli,´ como se le conoce dentro de las canchas, el objetivo es ayudar a las chicas, no solo a nivel deportivo, sino también apoyándolas en solucionar problemas personales y en algunas ocasiones hasta económicos.

“Yo siempre he tenido el apoyo de mi esposo y sobre todo de mi papá, que se encargó de ayudar a las chicas a mejorar”, comentó conmovida pues su padre ha enfrentado en los últimos meses serios problemas de salud.

Sin duda, ser la cabeza de un grupo de jóvenes que la admiran, la respetan y le demuestran su cariño, le ha permitido a Milan sobrellevar esta prueba.

“Ellas confían en mí, me ven como su mamá, no somos un equipo, somos una familia. Básicamente me ayudan porque es mi distracción y una forma de quitarme el estrés, cada muchacha me da una alegría, cada una cuando llegó me da un abrazo y eso me hace sentir especial”, afirmó.

Para Milan, el nivel de su equipo es bastante competitivo y día a día trabaja con sus jugadoras para mejorar y ayudarlas a desarrollar sus capacidades en el campo.

La actitud positiva que ´Yuli´ representa ayuda a las muchachas a aprender a enfrentar con mucha tenacidad la vida en sus actividades diarias.

L.A. Madrid es un refugio de diversión para todas estas mujeres, en donde su entrenadora se preocupa por darles un buen ejemplo, de enseñarles a respetarse, a quererse, a aceptarse a sí mismas, y sobre todo, a luchar por sus sueños.

“Ellas son increíbles, son muy talentosas. Las admiro mucho a todas”, explicó.