Cómo prevenir un infarto

Uno de los problemas es la difícil detección de estas enfermedades, por lo que es posible que no sepa que sufre del corazón hasta sufrir algún síntoma o incluso un infarto
Cómo prevenir un infarto
Foto: Esta imagen es una obra derivada de Molt camí per recòrrer por jqmj (Queralt), disponible bajo la licencia Licencia de Atribución "Sharealike" en http://www.flickr.com/photos/62681247@N00 / 5609249055/

La principal causa de muerte en el mundo son las enfermedades cardiovasculares, como el accidente cerebrovascular o el infarto. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2011 fallecieron más de 17 millones de personas por esta causa.

Uno de los problemas es la difícil detección de estas enfermedades, por lo que es posible que no sepa que sufre del corazón hasta sufrir algún síntoma o incluso un infarto.

Hay varios factores de riesgo que pueden llegar a producir un infarto de miocardio. El tabaquismo es la mayor causa de enfermedades cardiovasculares y la morbilidad provocada por ellas. Luego se encuentran la hipertensión arterial, la insuficiencia renal, la diabetes, la obesidad, el ácido úrico y el sedentarismo. También debe tener cuidado con el nivel de estrés en su vida, ya que puede provocarle un infarto.

Todos estos son factores de riesgo fácilmente evitables que hay que tener en cuenta, especialmente si usted tiene antecedentes en su familia de infarto o cualquier otra enfermedad cardiovascular. Los hombres tienen más riesgo que las mujeres, y más aún a partir de los 70 años. Y en las mujeres, a partir la etapa de la menopausia se aumenta el riesgo e, incluso, se equipara.

Es muy importante prestar atención, ya que es una enfermedad que en muchos casos no presenta síntomas antes de sufrir el primer infarto. Si usted tiene uno o varios factores de riesgo de padecer un infarto, acuda a su médico para hacerse controles periódicos. Para reducir los riesgos, debe cuidar su alimentación reduciendo en su dieta los alimentos ricos en colesterol como las grasas animales, comiendo más frutas, hortalizas y verduras frescas y disminuyendo la ingesta de azúcares.

Practique ejercicio físico con regularidad, al menos tres días a la semana. Puede salir a pasear una hora diariamente, nadar o tomar clases de cualquier actividad física como pilates, yoga, baile o, simplemente, caminar. Debe mantener regulada su presión arterial y adelgazar si tiene sobrepeso. Si usted ya ha sufrido un infarto, siga estrictamente el tratamiento y las recomendaciones de su médico para prevenir otro.

Hay que actuar muy rápidamente ya el tiempo es vital en caso de estar sufriendo un infarto.

Si sospecha que puede estar sufriendo uno, no conduzca hasta el centro médico; pida que le lleven inmediatamente. Procure mantener la calma, pero actúe con rapidez para evitar prolongar demasiado este estado y que le produzca daños irreversibles o, incluso, la muerte. Si está siguiendo un tratamiento médico, llevará con usted pastillas de nitroglicerina que deberá tomar según le haya indicado su médico.