Violencia contra la mujer: prevención y ayuda

Si sufres violencia física o emocional, es momento de detenerla. Tú puedes hacerlo.
Violencia contra la mujer: prevención y ayuda
No tienes que soportar el abuso de nadie: puedes detener esta situación en cuanto lo decidas.
Foto: Shutterstock

La violencia contra la mujer es un problema social que se alimenta de la vergüenza y el silencio. Sin importar la edad o condición social, este mal puede aparecer en cualquier hogar debido a diversas circunstancias.

Para quien creció a la sombra de padres abusivos, por ejemplo, repetir esta conducta es tan sólo un reflejo directo del subconsciente. Es momento de romper esas cadenas y para ello cuentas con la ayuda adecuada.

Identifica el problema

Si actualmente experimentas violencia doméstica, es preciso ser honesta y reconocerlo. Aunque generalmente se asocia este término con brutalidad física, es necesario recordar que el maltrato emocional también es otro de sus síntomas.

Gritos, amenazas y humillación verbal también constituyen una forma de violencia, así como forzar a alguien a tener cualquier tipo de relación sexual sin su consentimiento, independientemente del estado civil de la pareja.

Así mismo, es importante identificar cualquier patrón psicológico repetitivo para eliminarlo de tu vida. ¿Vives esto por vez primera? Si no es así, ¿por qué has atraído parejas violentas? ¿Qué concepto tienes de ti misma? ¿Te valoras lo suficiente? Responder estas preguntas no implica que te culpes por lo que sucede. Al contrario: será una forma de llegar hasta la raíz del problema con el fin de eliminarlo.

Decídete a cambiar

Debes tener presente que tu vida y tu persona son más que valiosas, por lo que no debes permitir ningún tipo de maltrato; es momento que te ames a ti misma y comiences a consentirte.

No hay necesidad de experimentar violencia directa para identificar una mala relación. Si desde el principio no exiges suficiente respeto, estarás en el camino de sufrir las consecuencias más adelante.

Por lo tanto, sanar tus emociones y reconocer tu propia valía será una excelente forma de prevenir abusos. Si tienes hijos, con mayor razón deberás actuar a tiempo. Los niños que crecen en hogares violentos, probablemente repetirán esos patrones destructivos a lo largo de sus vidas. Hoy es el mejor día para reiniciar el camino y buscar toda la ayuda necesaria, tanto a nivel personal como legal, de ser necesario.

¿Dónde buscar ayuda?

La licenciada María Rodríguez proporciona valiosa información que te será de gran utilidad. De acuerdo con ella, puedes llamar en cualquier momento a la Línea Abierta Nacional Contra la Violencia Doméstica al 1-800-799-7233, así como a la Red Nacional Contra el Asalto Sexual, Violación, Abuso e Incesto, al 1-800-656-4673. Aquí encontrarás el apoyo y asesoría legal necesarios en caso de una emergencia. Es momento de frenar la violencia contra la mujer.