Collins hace historia en la NBA

El nuevo pivote de Nets destroza una cortina de hierro al declararse gay
Collins hace historia en la NBA
Jason Collins practica un clavado.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK (EFE).— Cuando el domingo pasado Jason Collins saltó a la cancha del Staples Center de Los Ángeles dejó de ser un simple deportista y se convirtió en un símbolo de la lucha por los derechos de los homosexuales, al derribar una de las barreras más duras para el colectivo: la del deporte de un equipo profesional como la NBA.

“Estamos entrando en una nueva era con Jason Collins, los Nets de Brooklyn y la NBA al frente”, aseguró en un comunicado el director de Athlete Ally, una organización que trabaja en la inclusión de los LGBT (gays, lesbianas, bisexuales y transexuales) en las competiciones deportivas.

Collins, un pivote más bien tosco, de los que se fajan bajo los tableros y con una carrera larga, pero discreta que comenzó en 2001, pasará a la historia como el primer jugador abiertamente gay que juega en uno de los grandes deportes profesionales de este país.

El jugador californiano, de 35 años, hizo pública su orientación sexual al término de la pasada temporada tras una larga carrera en la liga y ha permanecido hasta ahora a la espera de que algún equipo le diese la oportunidad de volver a competir. Lo hicieron los Nets con un contrato de diez días.

“La firma de este contrato es increíblemente importante”, explicó la directora ejecutiva del Centro del Orgullo de Brooklyn, Erin Drinkwater.

Para la organización, la participación de Collins en la liga “comenzará muchas conversaciones, en las escuelas, en los centros deportivos….”

Collins “tiene la oportunidad de convertirse en un modelo”, aseguró Drinkwater.

Las agrupaciones de LGBT consideran fundamental que esos modelos aparezcan en todas las áreas de la sociedad y, en especial, en algo tan tradicionalmente machista como el deporte de alta competición.

“Durante generaciones, la juventud LGBT ha carecido de figuras abiertamente homosexuales como modelo en el deporte profesional masculino”, explicó en una nota reciente el responsable de los programas juveniles de Athlete Ally, Akil Patterson.