Se cumple un mes de lucha contra sobrepeso en Lynwood

Residentes y autoridades de la ciudad continúan un reto para bajar libras y mejorar su salud
Se cumple un mes de lucha contra sobrepeso en Lynwood
Kimberly González bajó siete libras en el primer mes de la competencia.
Foto: Yurina Melara / La Opinión

A un mes de que inició la competencia de pérdida de peso en Lynwood, Patty González ha perdido 15 libras y su hermana Kimberly 7 libras, mientras su cuñada Joana González se mantiene con el mismo peso y su amiga Ruth Acosta se ha retirado del concurso.

Aún no está claro si Ruth continuará, ya que hace más de una semana fue hospitalizada con síntomas de influenza.

Patty, de 29 años, es quien más peso ha perdido. Pero su lucha no ha sido fácil. Durante la semana número tres, ella aumentó una libra.

“En esa semana, mis niños estuvieron enfermos. Estuve bajo mucho estrés cuidándolos. Dos veces en esa semana cené después de las 7:00 de la noche por estarlos cuidando y otro día comí pollo frito. Pero no dejé que esa libra me afectara psicológicamente. La semana pasada seguí con la dieta y ahora me doy cuenta que perdí 5 libras… estoy muy contenta”, expresó.

Su hermana Kimberly también estaba satisfecha con las siete libras que ha bajado en total desde que inició el programa.

“He perdido alrededor de dos libras por semana, sólo una semana perdí unas seis onzas, pero de ahí, mi pérdida de peso ha sido constante”, dijo Kimberly, de 31 años de edad.

Ambas hermanas tiene un “app” en su teléfono que les permite contar las calorías. Para Kimberly su meta son mil calorías al día, mientras que para Patty son 1,300 calorías.

La historia ha sido diferente para Joana. A pesar de que asegura que se ha apegado a su dieta de ensaladas verdes con pollo asado y de frutas como bocadillos entre las comidas, esto no le ha dado el resultado esperado.

“Ya no tomo sodas ni como botanas fritas. Toda la semana he comido ensaladas y a pesar de todo ésto, esta semana aumenté una libra… No sé, no sé. Esto es frustrante”, comentó Joana, momentos después de pesarse en el parque Yvonne Burke-Ham, donde cada sábado los participantes acuden a registrar su peso.

Patty no dejó que Joana se hundiera en la frustración y rápidamente le sugirió cambios que podía hacer, incluyendo tomar té verde sin azúcar durante el día para acelerar el metabolismo, agregar media hora de ejercicios al día y no comer después de las 7:00 de la noche. Sin Ruth, el grupo quedaría descalificado de la competencia grupal porque debe tener cuatro miembros. Pero siguen adelante en la competencia individual.

Los 102 participantes de la competencia se inscribieron en grupos de cuatro y cada uno pagó 25 dólares por persona. Cada participante paga un dólar por cada libra que aumente durante el concurso. Al final de las 12 semanas, el dinero de la inscripción y de las multas será divido en dos categorías, grupo e individual. La persona que pierda el mayor porcentaje de peso corporal en 12 semanas, ganará dinero en efectivo.