Antecedentes racistas en el fútbol mexicano

Varios jugadores que militan en el fútbol mexicano han estado involucrados en agresiones racistas
Antecedentes racistas en el fútbol mexicano
Felipe Baloy es uno de los jugadores víctima de racismo en el fútbol mexicano
Foto: Mexsport

1. Felipe Baloy

En el Apertura 2006, la afición de Santos Laguna en la tribuna del antiguo Estadio Corona le gritó al entonces jugador del Monterrey cosas como “chango come plátano” mientras simulaban sonidos de monos cada vez que el defensor tocaba el esférico. El asunto motivó a que la escuadra regia sacara una manta en la semana siguiente donde decían que “la única diferencia de color está en el uniforme”.

2. Felipe Baloy

En los Cuartos de Final del Bicentenario 2010, el panameño, que ya militaba en Santos Laguna, se enfrentó a Pumas y vivió otra situación desagradable. Acusó a los auriazules Marco Antonio ‘Pikolín’ Palacios y Darío Verón de insultarlo diciéndole “mono” y “negro”. El hecho originó la apertura de un expediente de la organización Conapred (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación) hacia el final del año 2011, comprometiendo a los universitarios a realizar campañas para erradicar este mal.

3. Carlos Darwin Quintero

En 2011, el delantero colombiano naturalizado mexicano de Santos Laguna acusó directamente al jugador del Cruz Azul, Rogelio Chávez, de decirle “simio de mie…”.

4. Franco Arizala y Eisner Loboa

En la Jornada 6 del Clausura 2014, los jugadores del León fueron insultados por una buena parte del graderío del Nou Camp, cuando recibió a Pumas. Supuestamente, las groserías fueron hechas por una parte de la porra huésped, y consistieron en imitar sonidos de monos en cada ocasión que los aludidos tocaban la pelota. El hecho provocó gran indignación en el medio, por lo que la directiva felina tuvo que emitir disculpas a nombre de la institución.

5. Enner Valencia y Walter Ayoví

También en este Clausura 2014, pero en la fecha 7, estos jugadores del Pachuca fueron agredidos verbalmente en su propio Estadio Hidalgo con gritos racistas, mientras disputaban su cotejo contra el Atlante. Aparentemente, estos insultos fueron emitidos por un sector de la porra atlantista.

El club tuzo condenó el hecho ante la Federación Mexicana de Fútbol mediante un comunicado y anunció la expulsión de por vida de los aficionados que participaron en esos actos discriminatorios. La determinación fue apoyada por el Atlante.

Protocolo FIFA

El asunto no terminará aquí. Tras estos recientes sucesos, la FMF informó que a partir de esa semana se aplicará el Protocolo contra el Racismo de la FIFA y la Concacaf, según anunció la Comisión Disciplinaria del organismo mexicano.

El manual de procedimientos indica que un árbitro puede detener inmediatamente un encuentro para pedir por el sonido local que se corrija de inmediato esa conducta. El juez central podría hasta suspender de manera indefinida ese duelo.