Demandan ciudad de Pasadena por abuso policíaco

Exigen compensación de $4 millones para 16 personas que se manifestaron contra Vicente Fox en noviembre de 2012, y quienes supuestamente fueron golpeados y arrestados injustamente por la Policía
Demandan ciudad de Pasadena por abuso policíaco
El abogado James Segall-Gutierrez (izq.) y Clarence Smith (camiseta naranja) anunciaron hoy la demanda en el City Hall de Pasadena.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

En representación de 16 supuestas víctimas de abuso policíaco, el abogado James Segall-Gutiérrez presentó hoy una demanda federal por violación de derechos civiles en contra de la ciudad de Pasadena y su corporación policial.

Los demandantes, explicó el abogado, participaban en una manifestación en contra del expresidente de México, Vicente Fox, quien el 14 de noviembre de 2012 visitaba la ciudad para dar una conferencia en el Centro Cívico de Pasadena.

“Queremos justicia y compensación monetaria para los clientes”, mencionó Segall-Gutiérrez. “Estamos pidiendo $4 millones de dólares, para repartir a las 16 víctimas”.

Clarence Smith, de 36 años de edad, dijo ser una de las víctimas de aquella noche de protesta en la que participaban unas 50 personas.

“Participábamos en una protesta pacífica, pero la policía se abalanzó sobre nosotros y empezó a golpearnos con sus macanas y a esposar a varios de nosotros”, comentó Smith.

Me tocó ver a un policía que golpeó en la cara a una niña de 12 años y noqueó a su padre, empujaron y golpearon a una mujer embarazada, a todos nos empujaron hacia el estacionamiento, yo todavía tengo dolores de espalda, tengo pesadillas frecuentes, los recuerdos de esa golpiza seguido regresan a mi mente”, agregó.

Al presenciar el video tomado esa noche de manifestación, el abogado consideró que la intervención de la policía fue un ataque hacia la población civil, el uso de fuerza se aplicó de manera desmedida e irracional bajo las circunstancias en las que se encontraban.

Aunque el incidente ocurrió hace un año y tres meses, Segall-Gutiérrez indicó que tuvieron que esperar todo ese tiempo para presentar la demanda debido a que a varias de las víctimas la Policía de Pasadena, además de golpearlas, les impuso cargos criminales por puestamente resistirse al arresto.

Ningún representante de la ciudad de Pasadena ni del Departamento de Policía estuvo disponible para hacer un comentario al respecto, pero desde el incidente la corporación ha señalado que fueron los manifestantes quienes cruzaron el cerco policial, agradieron a los oficiales y les lanzaron objetos.