RODADOS AL CUADRO

Roberto Alomar ya consiguió el más grande honor que puede recibir un pelotero de Grandes Ligas. El ex segunda base fue exaltado al Salón de la Fama en el 2011 en su segundo año en la papeleta.

Ahora, el astro boricua tiene otro objetivo: impartirle su conocimiento de beisbol a la juventud de Puerto Rico con el fin de abrirle el camino en el deporte de bolas y strikes.

Alomar dirá presente este sábado en las finales del evento “Pitch, Hit & Run” de Grandes Ligas.

Tres finalistas recibirán un viaje pagado al Juego de Estrellas, que se disputará este año en el Target Field de Minnesota.

Melky Cabrera podría estar listo para un repunte, después de que su primera temporada con los Azulejos de Toronto se viera afectada por un tumor en la parte inferior de la espalda.

El tumor le causó dolores en la espalda y las piernas, lo cual no sólo disminuyó el poder del toletero dominicano, sino también que lo limitó en su habilidad de correr y jugar defensa.

Los Yanquis esperan mucho de lo que pueda ofrecer Jacoby Elsbury en esta temporada.

Pero el ex astro de los Medias Rojas de Boston se anticipó en su debut al tomar base en tres turnos y anotar un par de carreras.

Ellsbury estrenó ayer en la Liga de la Toronja su contrato de siete temporadas valuado en 153 millones.

En sus primeros tres turnos recibió un par de boletos y sacó un infieldhit.