Video muestra cómo hombre destruye santos en Iglesia de North Hollywood

Un hombre aún no identificado entró a la Iglesia de San Patricio y durante varios minutos causó destrozos

El sospechoso arremetió contra floreros, pinturas y varias figuras de santos.
El sospechoso arremetió contra floreros, pinturas y varias figuras de santos.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

La división de robos del área de North Hollywood aún no ha capturado al vándalo que causó destrozos en una capilla de la Iglesia Católica San Patricio de esa localidad.

La acción tuvo lugar entre las 9:00 y las 9:25 de la noche del pasado martes, cuando un hombre sin afeitar, vistiendo una sudadera oscura con capucha y pantalones oscuros, arrojó al suelo imágenes, floreros y pinturas.

Según muestra un vídeo grabado por las cámaras del lugar, desde su mismo ingreso el individuo no robó la limosna sino que atacó las figuras sagradas, tumbándolas al suelo para luego romperlas.

La detective Liza Wong, de la oficina de robos del área de North Hollywood, señaló que las investigaciones continuaban ayer.

El Padre Nicolás Sánchez, párroco a cargo de la iglesia, señaló que la capilla permanece abierta desde las 8:30 de la mañana hasta las 10:00 de la noche. La entrada de la misma se encuentra junto a las oficinas de la iglesia y no se necesita pedir permiso para entrar a ella.

“Ese es el período en que ya han cerrado la oficina porque la oficina a las ocho y cuarto cierra pero la capilla permanece abierta hasta las 10:00 de la noche, que es cuando el de mantenimiento pasa y la cierra”, dijo el Padre Sánchez. “Él me llamó como a las 9:20”, añadió.

El Padre Sánchez llama a concientizarse sobre la seguridad, tanto en los terrenos de la iglesia, en el área y con la Policía misma. “Estamos en un área con riesgo de vandalismo”, dijo el sacerdote. Aunque el incidente ocurrió pasadas las nueve de la noche, el sacerdote señaló que “la policía llegó hora y media después de que los habíamos llamado”.

Cuando se le preguntó a la detective Wong sobre la tardanza, destacó que “no hay indicaciones porque la llamada tomó tanto tiempo en ser atendida porque al parecer ellos llamaron directamente a la estación pero no hay indicaciones de cómo se generó la llamada”, dijo Wong.

Julián Velásquez, del grupo de oración de la iglesia, resaltó que en North Hollywood no se había visto algo parecido en los más de 60 años que tiene la parroquia.

“Estamos muy tristes pero no desanimados o con miedo. No estamos de acuerdo con lo que pasó, pero de igual manera es un toque de alarma de que hay que estar vigilante”, dijo Velásquez.

El hecho no es el único problema que ha enfrentado la iglesia. Al parecer, en los últimos cuatro meses, han aparecido grafitis en las paredes de la casa parroquial y en otros lugares cercanos a la propiedad. Aunque se ha reportado, aún no hay noticias de los causantes de esos actos.

“La Policía dijo que iba a investigar y ellos mismos dijeron que mandarían a la ciudad para quitarlos pero todavía están allí. Los que están dentro de la propiedad tuvimos nosotros que quitarlos”, dijo el sacerdote

La iglesia de San Patricio no cuenta con los medios económicos suficientes para contratar un servicio de seguridad. Es por eso que el Padre Sánchez ha insistido a los miembros de los diferentes grupos que conforman la parroquia para que estén alertas sobre cualquier persona extraña que pudiera entrar a los predios de la iglesia o la escuela que se encuentra en la misma.

Pero el sacerdote también es consciente que no puede cerrar la capilla a la comunidad por falta de seguridad, aunque por los momentos permanecerá cerrada hasta que el seguro evalúe los destrozos causados por el desconocido.

“Por un lado, hay que velar por la seguridad de las personas y la propiedad, porque eso es importante. Pero, por otro lado, la iglesia es un lugar para que permanezca abierto”, dijo. “Este es un lugar donde la gente necesita ir para orar, es algo que ellos necesitan”.