Brasil en la mira

Hay atrasos en estadio para inaugurar el Mundial

Ambiente mundialista se vive en el carnaval de Brasil que inició ayer a ritmo de  samba en Sao Paulo.
Ambiente mundialista se vive en el carnaval de Brasil que inició ayer a ritmo de samba en Sao Paulo.
Foto: EFE

SAO PAULO (NTX/EFE).— Jerome Valcke, secretario general de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), confirmó que continúa con retrasos en su construcción el estadio de Sao Paulo, donde se jugará el partido inicial de la Copa del Mundo de Brasil 2014 entre el anfitrión y la selección de Croacia el 12 de junio.

Valcke aseguró en una rueda de prensa que la sede del primer duelo del Mundial quedará lista cuatro semanas antes del partido.

“Estamos a 104 días del primer partido en Brasil, en Sao Paulo, en un estadio que todavía no está listo debido a los múltiples retrasos de la sede que se esperaba lista para mediados de abril tras el incidente que causó la primer demora cuando una grúa colapsó encima del inmueble y donde murieron dos obreros”, dijo.

Respecto a la Arena da Baixada, en Curitiba, el secretario general de la FIFA comentó que también tiene de plazo hasta mediados de mayo para ser entregada o correrá el riesgo de ser eliminada como sede.

Valcke consideró que pese a los retrasos, el Mundial se llevará a cabo de la forma planeada pues cuenta con el apoyo de la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

El Mundial de Futbol de 2014 acaparó ayer el comienzo de los desfiles del Carnaval de Sao Paulo, cuyo sambódromo quedó inundado, además de por los motivos futbolísticos de las comparsas, por la lluvia y en ocasiones el granizo que dificultaron los primeros pasos de bailarines, músicos y carrozas.

A las 11:15 (hora local), cumpliendo con el exigente horario de la organización, la escuela de samba Leandro de Itaquera inauguraba los desfiles del Grupo Especial, una especie de “serie A” del carnaval de la ciudad más poblada de Brasil en el sámbodromo de Anhembi.

Así, 2,500 personas bailaron con la omnipresencia del balón del Mundial, Brazuca, que formó parte de hombreras, sombreros y el cuerpo central de la primera carroza.

“Suelta el grito de la garganta…olé; para adelante Brasil, con el balón en el pie, y la gente se agita, tocan las palmas al son de la ‘batucada’ (percusión) del león”, cantaron los más fieles de la escuela desde el primer momento del desfile que, como todos, duró 65 minutos.

En un recorrido de 530 metros, la primera fila de la comparsa surgió de un saque del guardameta bajo los tres palos: paraguas pintados de blanco y negro ocultaban al resto de la plantilla quienes, coreografiados, finalizaron la jugada, como no podría ser de otro modo, en gol.