Inmigrante hará mil millas en bicicleta contra deportaciones

Un carpintero indocumentado que reside en Florida viajará en bicicleta hasta la capital de EEUU para darle un lapicero al presidente para que firme el alto a las deportaciones.

Inmigrante hará mil millas en bicicleta contra deportaciones
Francisco Díaz y su bicicleta junto al congresista de su distrito en Florida, Mario Díaz-Balart.
Foto: Suministrada

Francisco Díaz — un carpintero indocumentado residente en Homestead, Florida desde hace 14 años — comenzará este domingo un viaje en bicicleta de más de 1, 000 millas entre su ciudad y la capital de la nación, Washington, D.C., en una cruzada personal para elevar la voz de las familias separadas por la política migratoria de Estados Unidos.

En la bolsa llevará una pluma, la cual espera poder entregarle al presidente Barack Obama “para que firme el cese de las deportaciones”, y, en el corazón, la esperanza de poder reunirse con él y con los congresistas para llevarles su mensaje.

“En el camino quiero ir hablando con las comunidades”, dijo Díaz, en conversación telefónica desde Miami. “Quiero que la comunidad también sepa que no estoy trabajando con fondos de organizaciones ni de ningún gobierno. Es con mi propio dinero y con pocas donaciones que tengo”.

En efecto, no se trata de un viaje planeado por alguna organización activista, aunque un grupo local en Miami lo está ayudando con contactos para que vaya reuniéndose con gente en el camino y promoviendo su viaje en los medios de comunicación.

La travesía es, para Francisco, un asunto personal.

“Hace dos años deportaron a mi cuñado y toda su familia se fue con él, incluyendo a mi sobrina de 7 años, a mi ahijada, a la que yo cuidé desde que tenía días de nacida”, dijo el hombre, con la voz quebrada.

Francisco convalecía de un accidente de trabajo cuando la niña nació, y durante mucho tiempo se dedicó a su cuidado mientras el resto de la familia trabajaba.

“Cuando separaron a mi familia pensé, qué puedo hacer. Vi a una señora en Akron que hacía huelga de hambre por la misma razón. Yo pensé, qué puedo hacer como esa señora, solo tengo mi vida”, dijo. “La bicicleta es mi medio de transporte desde que ya no me renovaron mi licencia en 2008; y así que se me ocurrió esto”.

Natalia Jaramillo, de Florida Immigrant Coalition, indicó que su organización supo de la iniciativa de Francisco y decidió ayudar. “Fue su idea pero no tenía contactos, así que lo estamos ayudando con eso”, dijo Jaramillo. “Hace unos días se reunió con el congresista Mario Díaz Balart y en estos dos meses de viaje irá haciendo paradas para hablar con gente de diversas comunidades“.

Francisco tiene una gran esperanza. “Yo sé que Obama va a recibirme”, afirma. “También que el Congreso hará la reforma. Desde que empecé a tocar puertas me convencí de que esto se va a dar”.

Díaz parte este domingo, luego de una misa en Homestead por la mañana, un lanzamiento oficial con el Congresista Díaz Balart y otra misa en la Ermita de la Caridad en Miami.