Intensifican lucha contra decomisos de autos en CA

Activistas alegan que algunas agencias del orden han intensificado sus operativos en vista de que en enero del próximo año se otorgarán licencias a indocumentados

Intensifican lucha contra decomisos de autos en CA
La incautación de un vehículo le cuesta a un chofer sin papeles al menos $1,500 dólares.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Defensores de los inmigrantes se reunieron en Fresno el fin de semana pasado para organizar una campaña estatal que pide detener los decomisos de coches hasta que entre en vigor la ley que otorgará licencias de manejo a los indocumentados en California.

Activistas han reclamado que algunas agencias del orden han intensificado sus operativos para detectar a choferes sin licencia meses antes de que ellos tengan la opción de recibir el documento.

Por años, los gobiernos locales y las compañías de grúas se han beneficiado económicamente de las incautaciones de vehículos a los indocumentados, por las cuales se pagan al menos $1,500 dólares.

“No es justo que le confisquen el carro por un foco roto o algo que está colgando del espejo a una persona que obtendrá una licencia de manejo”, dijo Anabel Merino, organizadora de la Alianza de la Costa Central para una Economía Sustentable (CAUSE), un grupo de Santa Bárbara.

Se espera que el estado otorgue licencias de conducir a los sin papeles a partir de enero.

La campaña a favor de la moratoria a los decomisos ha sido impulsada desde Los Ángeles por la Liga Nacional de Abogados (NLG), la Coalición Pro Inmigración del Sur de California (SCIC), Unión del Barrio, Pomona Habla, la Coalición Pro Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), la Mesa Redonda Latina del Valle de San Gabriel, entre otras organizaciones.

En la reunión en Fresno, en la cual participaron grupos de San José, Sacramento, Stockton, Fresno y otras ciudades de California, se discutieron estrategias, como cabildear con políticos para aprobar resoluciones en este sentido, organizar manifestaciones que alerten por la instalación de retenes policiacos y educar a la comunidad sobre cómo defenderse si su coche ha sido confiscado por la policía.

Esto ocurre mientras el Departamento de Vehículos de California (DMV) realiza foros en todo el estado buscando asistencia para la aplicación de la ley de las licencias para inmigrantes indocumentados.