Autodefensas irrumpen en Ayuntamiento

Exigen renuncia de alcalde de Apatzingán y lo acusan de nexos criminales
Autodefensas irrumpen en Ayuntamiento
Empleados de la alcaldía de Apatzingán se manifiestan en apoyo al edil quien es acusado de pertenecer a los Caballeros Templarios.
Foto: EFE

MORELIA.— Integrantes de los grupos de autodefensa del estado mexicano de Michoacán irrumpieron ayer en el ayuntamiento de la ciudad de Apatzingán para exigir la renuncia del alcalde, Uriel Chávez Mendoza.

Según informaron medios locales, los centenares de personas que entraron en la sede de la alcaldía acusaron a Chávez de estar presuntamente relacionado con el cártel de Los Caballeros Templarios.

Apatzingán es la ciudad más importante de la comarca conocida como Tierra Caliente, donde surgieron hace un año grupos de civiles armados para combatir los atropellos de los “templarios”, ante la ineficacia de las autoridades de Michoacán.

Los integrantes de las autodefensas entraron al ayuntamiento para pedir la renuncia del alcalde, al que acusaron de estar presuntamente relacionado con la desaparición de unos 300 habitantes de la región.

La seguridad de Apatzingán, un municipio de unos 100 mil habitantes, está a cargo de la Policía Federal desde mediados de enero pasado, mientras que el tropas militares patrullan los alrededores.

Grupos de autodefensa hicieron una entrada simbólica en la ciudad el pasado 8 de febrero, pero luego se retiraron y mantienen solo algunos retenes en las afueras, sin armas visibles, con la misión de vigilar que no ingresen posibles “templarios” o simpatizantes.

Este domingo estos grupos de civiles armados instalaron en Apatzingán un Concejo de Autodefensas, parecido a órganos establecidos en otros municipios de la zona, y desconocieron la autoridad del alcalde.

El edil de Apatzingán es miembro del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI). Autoridades municipales han acusado a quienes irrumpieron ayer en la alcaldía de ser habitantes de municipios colindantes como Buenavista y Tepalcatepec.

La Policía Federal ingresó al edificio para sacar de allí al alcalde en un vehículo blindado y trasladarlo a su vivienda. Fuentes del ayuntamiento dijeron que la sede municipal fue desalojada por sus funcionarios para evitar actos de violencia.

El alcalde acusó al mediático sacerdote Gregorio López, vicario de Apatzingán, de incitar a los habitantes de la región en su contra y, además, culpó al cura de haber realizado ceremonias religiosas a familias de narcotraficantes.

Uno de los dirigentes de las autodefensas de la comarca, Estanislao Beltrán, conocido como “Papá Pitufo”, ha acusado en diversas ocasiones al alcalde Uriel Chávez de ser sobrino de Nazario Moreno González, alias el Chayo.

Este capo del narcotráfico fue dado por muerto en un enfrentamiento con policías federales en 2010, pero en la Tierra Caliente muchos pobladores creen que continúa vivo, aunque el Chayo no ha aparecido públicamente desde entonces.

Los grupos de autodefensa tienen presencia en una veintena de municipios de Michoacán. En algunos, como en Antúnez o Parácuaro, controlan las entradas a los poblados, pero en otros, como en Apatzingán, su presencia es testimonial.

El comisionado especial para Michoacán, Alfredo Castillo, anunció hoy el despliegue de un operativo en el puerto de Lázaro Cárdenas “para desarticular las capacidades financieras de los criminales.”

El representante del Gobierno de Enrique Peña Nieto en la región dijo, a través de Twitter, que en las próximas horas dará “más información” sobre el operativo en ese estratégico puerto del Pacífico, cuya administración está en manos de la Marina desde noviembre pasado.

La Marina asumió esa responsabilidad después de que el Gobierno federal recibiera numerosas denuncias anónimas sobre actos de corrupción en la terminal, presuntamente utilizada por el narcotráfico.