Embarazo: el vínculo con el obstetra

Si tu médico fue recomendado por una amiga, no olvides que es posible que no sea ideal para ti.
Embarazo: el vínculo con el obstetra
Tu médico obstetra debe ser de toda tu confianza.
Foto: Shutterstock

El trabajo de elegir un obstetra puede ser bastante desalentador para algunas mujeres, y según estadísticas, más del 47% de las mujeres lo eligen gracias a recomendaciones de sus amigas. Sin embargo, el obstetra que ayudó en el nacimiento del bebé de tu amiga podría no ser ideal para ti.

Con el fin de obtener el mejor resultado posible es importante hacer tu propia investigación, así como tener en cuenta la experiencia y los comentarios de los demás. Vale la pena entrevistar a varios obstetras, pues si escoges el primero que encuentres, no sabrás qué más está disponible para ti. De este modo, aunque un obstetra pueda sonar muy bien, podrías encontrar a alguien mejor o más flexible en cuanto a las situaciones que puedan surgir.

Aspectos a considerar

  • Tu historial de salud: ¿Tienes alguna enfermedad crónica como presión arterial alta, epilepsia, enfermedades del corazón, diabetes o complicaciones que requieran cuidados especiales? Si es así, pregunta a los médicos que estás entrevistando sobre la experiencia que tienen en el cuidado de pacientes como tú. Por otro lado, en caso de ser necesario, tu obstetra te pondrá en contacto con un perinatólogo, que es un médico especializado en atender embarazos de alto riesgo.
  • La perspectiva del médico: Observa la actitud del médico de cara a las cuestiones que te preocupan. No es posible predecir lo que cada situación requiere, pero observando, puedes tener una idea de los patrones de respuesta del médico. También puedes determinar lo que piensa en cuanto a tener personas de apoyo durante el parto. Por otro lado, tal vez te gustaría saber si tu obstetra es partidario del parto natural o si fomenta la lactancia materna.
  • Compatibilidad: El embarazo y el parto son emocionantes, pero también pueden ser estresantes. Así que lo mejor es que te sientas cómoda y que puedas comunicarte con facilidad con las personas que vayan a asistirte en el parto. Puede ayudar el hacerte preguntas como ¿qué tan cómoda me siento con el médico?, ¿me resulta fácil hacerle preguntas?, ¿explica las cosas con claridad y completamente?, ¿será capaz de respetar mis deseos y ayudarme al mismo tiempo?

Si no estás del todo contenta con el obstetra que te atiende, el portal Planeta Mamá aconseja hablar con tu doctor acerca de tus preocupaciones. Si el problema no se puede resolver o tus inquietudes no son tomadas en cuenta, no dudes en cambiar de médico. Recuerda que es importante tener completa confianza en el obstetra que te ayudará a dar a luz a tu bebé.

Alrededor de la web