Los rescatan de las pandillas

Organización proporciona herramientas a jóvenes para reintegrarse a la sociedad
Los rescatan de las pandillas
Southern California Crossroads ofrece programas de capacitación a los jóvenes envueltos en problemas de pandillas de algunas ciudades del sureste del Condado de Los Ángeles.
Foto: Suministrada

Darwin Ramírez estuvo en la cárcel, por causa de las pandillas, desde los 14 hasta los 20 años. Por eso ha decidido utilizar esa experiencia para ayudar a los jóvenes a que logren metas productivas en sus vidas.

“Nuestro enfoque es poder ofrecer educación, tratamiento de traumatismos y trabajos”, dijo Darwin Ramírez, promotor de carreras para Southern California Crossroads, una organización que brinda herramientas para reintegrarse a la sociedad a jóvenes con problemas de pandillas.

“La manera en que trabajamos es que vamos al hospital y las personas que han sido víctimas de traumatismos, que son de edades de 18 a 24 años, los tratamos de inscribir al programa para darles una alternativa o una oportunidad para que no les vuelva a pasar lo que les pasó”, añadió.

En su visita al hospital, se enfocan en los jóvenes que han recibido balazos o han sido acuchillados debido a peleas con o entre pandillas. “Nosotros llegamos, les ofrecemos el programa y les damos la oportunidad de que se vengan a inscribir”, dijo Ramírez. “Invitamos a que se vengan a inscribir en el programa a la personas que han tenido problemas con la ley, a los que no han terminado el high school”, añadió Ramírez.

El programa, denominado Trabajo y Obtención de Educación y Destrezas de Trabajo (Wagees), forma parte de una asociación de Southern California Crossroads y el Centro Médico St. Francis, quienes idearon el plan para poner en práctica el programa al darse cuenta de la cantidad de jóvenes que llegaban a ese centro con heridas causadas por las peleas.

Las autoridades de la ciudad de Lynwood, donde está ubicado el centro médico, apoyan la labor de ambas instituciones para prevenir que los jóvenes lleguen a ese punto.

Aunque Southern California Crossroads fue fundada en el 2006, con programas de intervención para alejar de las pandillas a los estudiantes de las escuelas secundarias y preparatorias del área, no fue hasta el 2013 que comenzó a ofrecer este programa a los jóvenes de algunas ciudades del sureste del Condado de Los Ángeles. Un subsidio de 200 mil dólares les ha ayudado a comenzar el programa.

“Cuando llegan aquí, les hacemos una evaluación para determinar cuáles son sus puntos fuertes y debilidades. Les ayudamos a completar un plan de acción para que ellos puedan avanzar, con trabajo, con educación o con entrenamiento”, dijo Ramírez.

El programa de entrenamiento incluye clases para capacitarlos en áreas como vendedores de tiendas, seguridad en construcción, electricistas o instaladores de paneles solares.

Asimismo, Southern California Crossroads asesora a los jóvenes que no concluyeron sus estudios y quieren incursionar en la carrera militar, para graduarse y continuar con esa carrera.

También ofrecen capacitación para todos los jóvenes de secundaria, preparatoria y participantes en Wagees que desean dedicarse a la producción de películas, a través del programa Tribeca Teaches. “Les enseñamos a los clientes a entender el proceso de hacer una película, actuación, cinematografía y el proceso de las diferentes posiciones que existen dentro de ese departamento”, dijo Ramírez. Al terminar el curso, los estudiantes deben elaborar un micro de unos 30 segundos enfocado en la prevención de la violencia.

Este es el segundo año de Wagees, el cual comenzó con 70 estudiantes pero aspiran a duplicar esa cantidad para este año. 45 de esas personas han obtenido empleo o se han inscrito en la universidad o han recibido entrenamiento y unas 25 han retenido sus trabajos por más de 90 días.

“Hemos tenido mucho éxito y solo hemos tenido una persona en este programa que ha regresado a la cárcel”, dijo Ramírez. “Tenemos más impacto porque salimos de nuestra oficina y si tenemos que visitar a los clientes, allí vamos”, añadió.

La metas a corto plazo de Southern California Crossroads, destacó Ramírez, es poder ofrecer el programa Wagees a los jóvenes de 16 a 18 años y comenzar una escuela chárter.

Actualmente, para calificar para el programa, debe tener entre 18 y 24 años, haber tenido problemas con la ley o haber dejado los estudios y vivir en Lynwood, South Gate, Watts, Huntington Park, Bell, Bell Gardens, Cudahy, Maywood, Paramount o el Sur de Los Ángeles entre las Avenidas Imperial y Vermont y la Vermont y la Autopista 10.

Southern California Crossroads

3680 E. Imperial Hwy.,

Suite 405

Lynwood, CA 90262

Teléfono: 424-785-515

http://www.socalcrossroads.com/

Alrededor de la web