A 100 días del Mundial Brasil 2014: curiosidades y retrasos

Comenzó la cuenta regresiva para la próxima Copa del Mundo. ¿Qué falta? ¿Qué dicen?, todo lo que tienes que saber
A 100 días del Mundial Brasil 2014: curiosidades y retrasos
Foto: Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

8.636.400 segundos. 143.940 minutos. 2399 horas. O, si la ansiedad no lo supera como a nosotros, pueda optar simplemente por contar 100 días. Ese es el tiempo que falta desde hoy para que comience el Mundial Brasil 2014. La cuenta regresiva está en marcha, aunque más de uno en la organización desearía contar con un poco más de tiempo. “Brasil acaba de darse cuenta, comenzó demasiado tarde. Es el país con más retraso desde que estoy en la FIFA (1975) y era el único que tenía tanto tiempo para prepararse”. Así lo planteó el presidente de la FIFA,Joseph Blatter, y sembró el interrogante: ¿llegará con las obras?

El 30 de octubre de 2007 la FIFA oficializó a Brasil como sede de la Copa del Mundo 2014. Desde allí, la organización contó con más de seis años para definir, acondicionar o construir y terminar las obras de las sedes. Luego de algunas idas y vueltas, se optó por 12 estadios a lo largo y ancho de todo el país. A poco más de tres meses, aún faltan concluir las obras en cuatro de ellos.

Seis fueron sedes durante la Copa de las Confederaciones, en junio de 2013: Belo Horizonte -el pasado fin de semana se registraron problemas en el techo-, Brasilia, Recife, Río de Janeiro, Salvador y Fortaleza recibieron los 16 juegos del torneo que reunía a los campeones continentales. Luego, sólo dos fueron completados: Manaos, que el próximo 9 de marzo recibirá su primer partido, y Porto Alegre, que fue pre-inaugurado por la presidenta, Dilma Rousseff.

Los cuatro restantes caminan por la cuerda floja. El de San Pablo, sede del partido inaugural entre Brasil y Croacia, y Curitiba son los que están en peor situación. El primero sufrió la caída del techo hace poco más de tres meses y se presume que estará terminado a mediados de abril. El segundo, en cambio, estuvo apunto de ser excluido como sede, pero el pasado 18 de febrero, luego de una inspección en la que aparecieron claras señales de mejoría, recibió el apoyo de la FIFA. Sin embargo, su inauguración se estima para el 15 de mayo, 32 días antes del primer encuentro que se disputará en ese estadio: Nigeria vs. Irán.

“Hay veces que el cemento todavía no está seco y ya se están instalando otras cosas”, confesó el Secretario General de la FIFA y encargado de seguir las obras de cerca, Jerome Valcke. “No estamos criticando, pero es un desafío. Sin dudas, los estadios son hermosos. Todo saldrá bien y tendremos lo que esperábamos”, agregó, con un tono más optimista.

Pero no sólo preocupan las obras en los estadios, sino también lo que rodea a cada sede: aeropuertos, terminales y, sobre todo, los fanfest. Estos últimos son los espacios públicos que permiten a los aficionados sin entradas ver los partidos en pantallas gigantes.

Copa de las Copas. Será un evento deportivo, sí, pero también una oportunidad para Brasil de mostrarse al mundo, de mostrar la fuerza y la vitalidad de la nación brasileña, la alegría de los brasileños de recibir a todos sus invitado (Dilma)

“Una de las marcas negativas de la organización de la Copa en Brasil es la improvisación. Es una cuestión cultural creer que todo se puede hacer a último momento, sin planificación, pero que va a salir bien porque lo resolveremos con hospitalidad y cariño brasileños”, criticó, en diálogo con la agencia AFP, José Carlos Marques, profesor del Observatorio del Deporte en la Universidad Estatal Paulista.

El ministro brasileño del Deporte, Aldo Rebelo, en cambio, se mostró confiado en llegar sin problemas al 12 de junio. “He seguido las obras de los estadios, de infraestructura aeroportuaria y de movilidad urbana y creo que Brasil se acerca a la Copa asegurando que la cita corresponda a la expectativa del mundo y que sea un gran éxito”, dijo el funcionario, al tiempo que chicaneó: “Será igual a todos los Mundiales que ganó Brasil, porque ganaremos esta”.

Pocos festejos. Pese a entrar en la recta final hacia el Mundial, Brasil programó pocos eventos. En algunas ciudades, se iluminarán varios edificios tradicionales con los colores de la bandera brasileña.

Las concentraciones. El Mundial recibirá fanáticos de todo el mundo, que buscarán estar cerca de sus ídolos. canchallena.com los ayuda y les muestra dónde concentrará cada selección durante la Copa del Mundo, que se desarrollará del 12 de junio al 13 de julio.

Menor apoyo a la Copa del Mundo. Según un reciente sondeo de Datafolha, el porcentaje de la población que apoya el Mundial se redujo del 79% en 2008 al 52%.

La “camiseta” de la policía. Las protestas sociales generan un gran interrogante en el Gobierno de Brasil, que ya estudia medidas para evitarlas. Curiosamente, en los últimos días, presentaron el nuevo uniforme de la policía antidisturbios de Río de Janeiro. Esperemos que sea en paz.

La salud de todos es otra preocupación para la FIFA. Pero no sólo dentro del campo de juego, sino también fuera. Por eso, el cuerpo médico de la organización ha diseñado una “mochila de emergencia médica” para enfrentar cualquier tipo de problema de salud. “La mochila contiene todo lo necesario para tratar como es debido a los afectados durante la primera hora de un caso de emergencia”, explicó el profesor Jiri Dvorak, Jefe Médico de la FIFA.