Exigen parar discriminación contra latinos en C. del Norte

Denuncian al alguacil del condado de Alamance por fomentar "una cultura antiinmigrante" entre sus agentes
Exigen parar discriminación contra latinos en C. del Norte
Agente ejercen actos de discriminación contra la población latina.
Foto: Shutterstock

Charlotte.- La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Carolina del Norte informó este martes que el Departamento de Justicia (DOJ) solicitó a un tribunal federal tomar una decisión lo antes posible para detener la discriminación contra latinos de la oficina del alguacil del condado Alamance.

En una moción de juicio de sumario de 42 páginas presentada el lunes, el DOJ expuso que la oficina del alguacil del Condado Alamance (ASCO), bajo la dirección del sheriff Terry Johnson, fomenta “una cultura antiinmigrante entre sus agentes del deber, insultos raciales, y detenciones de tránsito desproporcionadas de hispanos”.

El Departamento de Justicia demandó al ACSO el pasado mes de diciembre de 2012 luego de una investigación de dos años y tras recibir una serie de denuncias que los agentes del deber de Alamance “intencionalmente” discriminaban a los latinos en violación a la Constitución de Estados Unidos.

Entre las evidencias que incluyeron las autoridades federales en la reciente petición destaca que un capitán de ACSO envió a sus subordinados un videojuego con premisas para disparar a niños mexicanos, mujeres embarazadas, y a “espaldas mojadas”.

También consta la instalación de retenes de control de tránsito en zonas hispanas, arrestos de miembros de la comunidad hispana en vez de emitir una citación en comparación con otras razas, y utilización de vocabulario denigrante para referirse a los inmigrantes en comunicaciones internas.

La ACLU de Carolina del Norte ha venido colaborando con las autoridades federales desde el inicio de la investigación, y ha coordinado varias campañas informativas para que los residentes de la zona denuncien actos de perfil racial de los agentes de Alamance.

“La evidencia que se presenta en la petición es aberrante e inconstitucional, pero no nos sorprende”, afirmó a Efe Raúl Pinto, abogado de ACLU. “No debemos seguir tolerando esta situación en nuestro estado, y por ello, urgimos al alguacil Johnson que colabore con el Departamento de Justicia y deje de discriminar a los hispanos“, aseveró.

Según Pinto, el DOJ solicitó a la corte que pida a Alamance acabar con sus prácticas injustas contra los inmigrantes y aceptar que una corte neutral verifique la aplicación de las leyes en el condado.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) suspendió a finales de 2012 el programa 287g en la cárcel del condado Alamance, que operaba desde el 2007, y restringió a su vez el uso de Comunidades Seguras, que indaga el estatus migratorios de los detenidos.

Johnson, un popular alguacil republicano que ha tildado a los hispanos de “comedores de tacos”, “bebedores de licor”, y “usar drogas y hacer prostitución”, ha negado las acusaciones que cataloga de “movida política” por su recia postura contra los sin papeles.