Salma Hayek se muda a Londres ¿para evadir impuestos?

La actriz mexicana y su marido François-Henri Pinault aseguran que quieren cambiar de residencia porque la ciudad es muy cosmopolita
Salma Hayek se muda a Londres ¿para evadir impuestos?
Los rumores aseguran que Salma y su familia buscan reducir el 75 por ciento en el pago de impuestos.
Foto: EFE

Desde que empezara a especularse con la posibilidad de que Salma Hayek y su marido, el empresario francés François-Henri Pinault, fueran a cambiar su lujosa residencia parisina por una mansión de alquiler en el oeste de Londres, uno de los grandes temas a debate consistía en averiguar si el famoso matrimonio buscaba con ello librarse de los grandes impuestos que deben pagar los más acaudalados en territorio francés.

Sin embargo, ha sido la propia actriz mexicana quien, además de confirmar su traslado a la capital británica, ha desvelado que sus obligaciones con la hacienda gala permanecerán inalterables durante su nueva etapa en el Reino Unido, un destino que únicamente ha elegido por las oportunidades profesionales y de negocio que les brindará la ciudad del Támesis de ahora en adelante.

“Sinceramente, François y yo creemos que Londres tiene mucho más que ofrecer que un régimen fiscal más favorable. Los dos pensamos que es una ciudad maravillosa, cosmopolita y con mucho potencial para mejorar nuestras carreras. Pero quiero dejar muy claro que nuestra decisión no tiene nada que ver con el tema de los impuestos, de hecho seguimos cumpliendo con nuestras obligaciones en Francia”, reveló la estrella de cine al periódico británico The Times.

Tanto es así, que la extrovertida artista admite que los planes de empezar una nueva vida en Londres no han estado exentos de dificultades, sobre todo en lo relativo a la búsqueda de vivienda y, más aún, a la hora de encontrar el mejor colegio posible para la pequeña Valentina (5 años), la única hija de la afortunada pareja.

“Encontrar casa ha sido sin duda una de las experiencias más estresantes que hemos vivido últimamente, y ahora tenemos por delante todo el tema de la decoración. Hasta François ha empezado a leer revistas de decoración en busca de inspiración. Pero lo que más me preocupaba a mí era dar con el colegio más apropiado para mi hija, a pesar de que Londres tiene muchas escuelas maravillosas”, aseguró la intérprete al mismo medio, antes de lanzar una crítica velada al sistema educativo del Reino Unido por “no comprender” que Valentina es una niña “muy especial”.

“Sinceramente, muchos de los directores de los colegios querían que mi hija empezara en un curso más bajo por el mero hecho de haber nacido en septiembre, algo con lo que yo no estoy de acuerdo. Por muy buenos que sean todos estos colegios, si ninguno es capaz de comprender que mi hija es muy especial y que necesita una educación que le presente retos, a mí no me interesan. [Valentina] tiene cinco años, pero habla tres idiomas y entiende cinco, eso para empezar”, aseveró.

En lo referente al plano interpretativo, no resulta extraño que Salma Hayek quiera empaparse de nuevas experiencias cinematográficas en Londres -la ciudad donde se forjó la oscarizada ‘Gravity’- teniendo en cuenta que sus dos últimos estrenos, ‘Niños grandes 2’ y ‘Peso pesado’, la consolidaron este año como una de las peores actrices del año, de acuerdo con su reciente nominación en los denostados premios Razzie.