Sube violencia en El Salvador

Unos cinco mil militares han comenzado a reforzar la Policía
Sube violencia en El Salvador
El presidente salvadoreño Mauricio Funes hablando de la violencia en el país, en San Salvador (El Salvador).
Foto: EFE

SAN SALVADOR, El Salvador (EFE).— Unos cinco mil soldados adicionales refuerzan a la Policía salvadoreña en tareas de seguridad a partir de ayer ante el aumento de la violencia, anunció el presidente de El Salvador, Mauricio Funes.

El nuevo grupo de militares apoya a la Policía Nacional Civil (PNC) en patrullas y otras “operaciones de mantenimiento de la paz interna”, explicó Funes ayer en rueda de prensa tras firmar el correspondiente decreto ejecutivo en la Casa Presidencial.

Recordó que otros 6,500 miembros de la Fuerza Armada están desplegados desde hace varios años en tareas de seguridad pública, por lo que totalizarán 11,500.

Los soldados se incorporaron a sus nuevas labores desde ayer y hasta el 3 de junio próximo, cuando el nuevo Gobierno, que asumirá el 1 de ese mes, evaluará la situación, añadió.

Los militares se despliegan “en municipios específicos en los cuales hemos notado un incremento de la violencia, de los hechos delictivos, y además, dada la violencia que ha aparecido en estos días y que rodean el proceso electoral del 2014” por la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el próximo domingo, apuntó.

Funes agregó que policías y militares realizan “operaciones preventivas conjuntas antidelincuenciales, por medio de patrullajes conjuntos de prevención, disuasión y aprensión de delincuentes”.

“De esta manera vamos a poner mayor énfasis en el resguardo también de las fronteras nacionales, en los lugares identificados como pasos fronterizos no habilitados, conocidos popularmente como puntos ciegos de la frontera; y reforzando la seguridad perimetral externa también en las instalaciones de los centros educativos”, indicó el gobernante salvadoreño.

Los homicidios han registrado un repunte en las últimas semanas en El Salvador, situación que el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, atribuyó ayer a una “venganza” entre pandillas, a pesar de que mantienen una “tregua” desde 2012.

Entre enero y el 2 de marzo del año corriente se contabilizaron al menos 501 homicidios, 106 más que los 395 del mismo período de 2013, informó el lunes el director de la PNC, Rigoberto Pleités, quien dijo que la “tregua” entre pandillas “técnicamente ya no existe”.

Perdomo también señaló que “muchos” asesinatos registrados recientemente son obra del crimen organizado y el narcotráfico, y que incluso algunos supuestamente tienen trasfondo político aunque no denunció a ningún sector en particular.