Houston recibe a caravana pro reforma migratoria

Como parte del tour “Fast for Families Across America”, un grupo de activistas que promueven la reforma migratoria, hicieron hoy una parada frente al Ayuntamiento de la ciudad
Houston recibe a caravana pro reforma migratoria
Eliseo Medina, quien encabeza la caravana, está enfocado en presionar al Congreso para lograr la aprobación de la reforma migratoria.
Foto: Antonieta Cádiz / Impremedia

HOUSTON.— El autobús que salió de Los Ángeles hace casi dos semanas con un grupo de activistas que busca promover a través de todo el país la reforma migratoria, hizo hoy jueves una parada frente al Ayuntamiento de Houston, en Texas.

Uno a uno líderes de organizaciones latinas, asiáticas, sindicatos y representantes religiosos bajaron del autobús que desde el 24 de febrero pasado se ha transformado en su nuevo hogar con la meta de recorrer 22,871 kilómetros, 18 estados y más de 75 distritos electorales en lo que han llamado el tour “Fast for Families Across America”.

Ahí los eperaba ya un grupo de simpatizantes para darles ánimo con pancartas en mano. Entre ellos se encontraba la mexicana Conchita Blanco, quien lleva 17 años en Estados Unidos sin documentos y hace dos recibió la noticia del fallecimiento de su madre en su tierra natal sin poder ir a darle el último adiós.

“No la pude ver, decirle que me cuidara desde donde estuviera, es un dolor muy grande para mí y es algo que me impulsa, porque como yo hay muchas personas que no han podido despedir a sus padres y si nos quedamos callados y no hacemos nada, todo seguirá igual”, aseguró.

También varios políticos locales llegaron a dar su apoyo a la caravana, incluyendo a la alcaldesa de Houston, Annise Parker.

“Sabemos que necesitamos una reforma migratoria y un camino a la ciudadanía y aquellos que están envueltos en esta campaña están comprometidos con este esfuerzo, no puedo hacer menos que estar aquí”, afirmó Parker.

El tour abarcará 18 estados y estará marcado por eventos como vigilias, rezos y reuniones comunitarias con líderes locales.

El tour es parte importante de un esfuerzo por organizar a líderes locales a nivel nacional y unificar el mensaje y la estrategia de grupos latinos y de derechos civiles, pero es una meta complicada, con fisuras aparentes en el movimiento pro inmigrante.

Mientras la presidenta del Consejo Nacional de la Raza Janet Murguía calificó al Presidente Barack Obama como “deportador en jefe”, Eliseo Medina, uno de los rostros más visibles en el movimiento pro reforma migratoria y que ahora encabeza la caravana, está enfocado en presionar al Congreso para aprobar una reforma.

“No lo llamaría de esa forma”, dijo Medina a su llegada a Houston. Le hemos dicho en varias oportunidades al Presidente que tiene que hacer algo. Comentarios como ese son parte del juego político en Washington, si para medio año no pasa nada él tendrá que hacer algo”.

“Es un poco ofensivo decir eso y entonces caemos en medio de los enfrentamientos de republicanos y demócratas”, comentó Medina.

“Una vez más la Casa Blanca está con la política defensiva sobre las deportaciones, pero ninguna campaña de relaciones públicas puede tapar el dolor de nuestras familias”, aseguró Cristina Jiménez, directora ejecutiva de United We Dream.

A nivel nacional organizaciones pro inmigrantes de jóvenes, políticas y activistas se han alineado bajo diferentes mensajes en los primeros meses de 2014, presionando tanto a la Casa Blanca como al Congreso.