Luis Robles con hambre de levantar la Copa MLS

El portero de los Red Bulls es uno de los que trabaja fuerte para lograr la victoria del equipo neoyorquino
Luis Robles con hambre de levantar la Copa MLS
El arquero boricua Luis Robles fue uno de los más destacados jugadores de los Red Bulls en la temporada anterior.
Foto: Rob Tringali / New York Red Bulls

NUEVA YORK — Lo que ocurrió el año pasado, atrás quedó. Ese es el sentir del portero Luis Robles, uno de los valuartes de los Red Bulls en 2013.

“Mi enfoque de cara a esta temporada es que cada día voy a seguir trabajando lo más fuerte que pueda para ayudar a que este equipo gane”, manifestó el guardavallas de sangre boricua, quien fue uno de los pilares de la franquicia neoyorquina de la MLS el año pasado.

El debut de los Red Bulls en la campaña 2014 será mañana sábado, desde las 7:30 p.m. (TV: MSG2), ante los Whitecaps, en el BC Place de Vancouver, Canadá.

“Aunque se dieron buenas cosas para mí personalmente y para el equipo (en 2013), mi enfoque para esta temporada no tiene nada que ver con el año pasado”, declaró Robles esta semana durante el encuentro del club con los medios de comunicación.

El cancervero de 29 años, nacido en Arizona, fue el único integrante de los Red Bulls que jugó cada minuto de la temporada anterior, en su primera campaña completa en la MLS, registrando 17 triunfos y sacando invicto su pórtico en 11 ocasiones.

Robles —que se unió a los Red Bulls el 8 de agosto de 2012, proveniente del Karlsruher SC, de la segunda división alemana— resaltó que muchos de sus compañeros tuvieron un excelente 2013, lo que ayudó a conquistar el primer Supporters Shield del club, aunque calificó de “frustrante” no haber coronado la buena temporada con el título.

“Llegamos a los playoffs con un gran impulso, y después caer eliminados en la primera ronda, fue un ‘shock’… Pensamos que teníamos todo para ganar la Copa MLS”, lamentó el jugador.

“Tenemos mucha hambre de levantar la Copa, porque esa es la gran meta”, destacó el arquero.

— ¿Cuál es la mejor lección aprendida el año pasado?

“Que al final sólo se trata de un juego, aunque es emocionante, y miles de personas van al estadio o miran por televisión y es tu forma de vida, es sólo un deporte”, respondió. “Y habrá errores, pero puedo usar esos errores como lecciones y lo que aprenda de ellas van a ayudarme a lograr eventualmente lo que uno se propone”.

— Cuando te das cuenta de que se trata de un juego, ¿te ayuda a disfrutar más del deporte?

“Sí. Y eso es lo que tengo que recordarme a mí mismo: que el deporte es hermoso, es divertido, que es emocionante y agradable, pero a veces te presionas tanto y buscas ser perfecto, que te olvidas que se trata de un juego… Mi esposa hace un buen trabajo en ese sentido, recordándome que sólo se trata de un juego”.

De lo que Robles está consciente es que hay muchas interrogantes sobre el sector defensivo del club; pero confía en que eventualmente se encontrará la estabilidad requerida gracias a la habilidad de cada uno de los jugadores, algo que en última instancia repercutirá en la confianza.

— La llegada de Armando, ¿mejorará la defensa?

“Eso es lo que esperamos. Armando es un buen jugador, tiene muchas cualidades y habilidades; sé que al comienzo tendrá que acoplarse, pero eventualmente tendremos éxito”.

El primer partido del cuadro energético en el Red Bull Arena será el 15 de marzo ante los Rapids de Colorado.

Este verano la atención del orbe se centrará en Brasil, que acogerá la fase final de la Copa del Mundo.

Robles tiene bien claro cuál es el combinado que está su corazón.

“Como soy un nacionalista, obviamente estoy apoyando a la selección de Estados Unidos”, manifestó. “Va a ser difícil, estamos en un grupo difícil, aunque confío en que si superan la fase de grupos pueden avanzar lejos”.

También tiene una lista corta de candidatos para coronarse.

“Todo el mundo sabe que los favoritos son Brasil, España y Alemania”, dijo. “Pero ¿por qué no nosotros? Uno nunca sabe; por eso es que se juegan los partidos”.

— ¿Te visualizas defendiendo la portería de la selección de Estados Unidos?

“Definitivamente sería un sueño, un sueño que se hace realidad. Creo que sería un gran honor para mí, para el club y para mi familia”, manifestó.

“Pienso que la única forma de hacer realidad ese sueño es trabajar duro cada día, ser el mejor compañero que pueda y mantenerme humilde en lo que haga”.