Pujols derrocha confianza

Toletero de Angels dice que saludablepodría batear hastalos 50 años de edad
Pujols derrocha confianza
Tras una desastroso año 2013, Albert Pujols luce listo y saludable para volver a repartir palos.
Foto: GETTY IMAGES

TEMPE, Arizona.— Albert Pujols está caminando por el predio de la pretemporada de los Angels de Los Ángeles con un entusiasmo mayor del habitual esta primavera.

La confianza renovada en sí mismo es parte de esa transformación, de eso se puede estar seguro, señala un reporte extenso de MLB.com.

El artillero dominicano dice que puede mantenerse bateando, si se mantiene saludable, “hasta los 50 años”.

Pero lo que también le genera tranquilidad mental a un hombre como él es el poder calzarse los spikes y no sentirse como si estuviese metiendo a su pie en un horno.

Pujols, siempre estoico, generalmente se mantuvo reservado durante una difícil temporada 2013 que lo vio jugar en 99 partidos con las peores estadísticas de su carrera.

Ahora ese mal trago está sellado en el olvido, y él se siente libre de revelar qué tanto lo afectó su mal momento.

La fascitis plantar que lo comenzó a atormentar en el 2004 jamás fue tan dolorosa como el verano pasado. Quizás eso era un resultado del desgaste generado por el paso de los años o, como Pujols sospecha, lo duro del terreno en los predios del entrenamiento primaveral de Arizona ayudaron a empeorar su condición.

Sea cual sea la razón, Pujols era un fiel retrato del sufrimiento antes de que la lesión lo forzó a verse marginado del diamante por el resto de la temporada a fines de julio.

“Habian ocasiones en las que yo me levantaba en el medio de la noche y apoyaba mi pie en el suelo, esperando que se rompiera”, dijo Pujols.

“Estaba así de duro. Yo se lo he descrito a la gente como alguien que está apuñalándote o inyectándote algo en tu pie, y la aguja está en llamas. Es algo que quema constantemente. No desearía que nadie más tuviese que pasar por algo así”.

La vida es más placentera para Pujols esta primavera por una abundancia de razones, una de ellas volver a defender la primera base.

Pujols se vio feliz ayer después de haber jugado en su antigua posición. Los partidos como bateador designado han quedado a un lado.

Los Angels perdieron 3-2 ante los Gigantes, pero lo importante es que Pujols volvió al infield por segundo encuentro seguido y disparó su primer hit de la primavera.