Ahorros del retiro: a mano y sin riesgos

Ahorros del retiro: a mano y sin riesgos
Cuando se trata de ahorros, hay muchas opciones disponibles para todos los gustos y niveles de riesgo.
Foto: La Opinión - Archivo

Invertir es como caminar en una cuerda floja entre la ambición y el miedo. Hay personas a las que les interesa saber cuánto pueden ganar en una inversión, pero no les importa tanto el riesgo que tenga, ni las altas y bajas, pues saben que la Bolsa, al final, siempre funciona.

Pero siempre hay personas a las que la Bolsa les da escalofríos… y quizás es lógico que teman si cuando lo que tienes para invertir en ella son tus preciosos ahorros para el retiro. En ese caso, prefiere una de estas inversiones más seguras para guardar tus ahorros:

Cuenta corriente — Hay muchas cuentas tradicionales de cheques que te pagan interés, aunque sea muy poco. Mientras tienes el dinero ahí guardado y ganando interés, puedes hacer cheques también.

Cuenta de ahorros — Puedes guardar el dinero y sacarlo el siguiente día, si quieres. También te van a pagar intereses.

Certificado de Depósito – Un CD o Certificate of Deposit es el primer paso para aprovechar más tu dinero. No vas a tocar el dinero por cierto tiempo, puede ser un mes, tres meses, seis meses, nueve meses, un año, etc. Y por no tocarlo te van a dar un interés más alto. Hay distintos tipos de CDs, como el bump-up, donde, si los intereses suben, te van a aumentar tus tasas de ganancia. Hay otros que te permiten añadir más dinero a esa cuenta o hasta sacar un poquito de dinero si lo necesitas antes de que se venza el CD.

Money Market — Una cuenta de cheques donde no tienes que comprometerte por ningún período de tiempo y que históricamente ha pagado más que las cuentas de ahorro. Si es un money market fund, eso quiere decir que está con una familia de fondos mutuos. Ten en cuenta que estas inversiones bastante seguras no están aseguradas por el FDIC.

Bonos del Gobierno – Esta cuenta con el gobierno de Estados Unidos tienes que mantenerla durante cinco años por lo menos, pues durante el primer año no puedes tocar el dinero que tengas allí. Si sacas el dinero del segundo año al quinto, vas a sacrificar el interés que hubieras ganado durante tres meses. Puedes abrir ese tipo de cuenta con distintas denominaciones y se puede hacer poco a poco. Hasta te pueden sustraer depósitos regulares de tu cheque laboral y ponerlos en tu cuenta. Los bancos y las instituciones financieras te pueden abrir este tipo de cuentas, pero lo más probable es que te cobren un cargo.